Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Un año antes

-Os veo cambiado, Williams- dijo lord Walter cuando su hijo entró en la casa-. ¿Qué os ocurre? -Nada, padre, el cansancio del paseo diario.
Lord Walter negó con la cabeza. Era un hombre corpulento, te tez clara y pelo canoso. Su rostro siempre había mostrado jovialidad pero desde el regreso de su hijo de la guerra contra los boers su carácter había cambiado y, en los pocos meses que habían transcurrido desde la llegada de William, parecía haber envejecido. Observó al joven que antes de irse a la guerra africana podría decirse que era altivo, incluso altanero, pero ahora se mostraba sumiso y dispuesto a plegarse a los deseos de su padre. Y eso le sacaba de quicio. Prefería el joven impetuoso que le recordaba a él mismo antes que este nuevo William, callado y triste. Pero ese día algo parecía haber cambiado en el joven.
-Debo insistir, William, ¿Qué os ha ocurrido? -Me he encontrado con alguien, padre. No es nada. -¿Quién es ella? –preguntó el viejo lord con un tono de picardía en la voz. …

Mundos

A veces creo que el mundo es un lugar lleno de buenas personas. Entonces miro a mí alrededor, observo cómo se mueven ciertos elementos y compruebo que estoy equivocado. Cuando alguien te da las gracias por haberle ayudado sin esfuerzo, es que la humanidad va mal. Cuando la competitividad llega al extremo de negar tu mano al que te la tiende, aunque nada tenga que ver su camino con el tuyo, es que el mundo va mal. Si todos intentáramos ayudarnos un poco, si buscáramos las buenas palabras, los gestos amables, la sonrisa franca, todos ganaríamos. Al menos en calidad de vida. Pero este mundo se ha llenado de envidias. Envidias que nacen del miedo. El miedo a que el otro sea mejor y pueda superarte. Miedo a que el otro pueda tener mejor padrino y pueda pasar por encima de ti.
Pero esos miedos, esas envidias, no son más que muestras de un complejo de inferioridad que nos hunde en la miseria. El complejo de quién se cree peor y no ve que el esfuerzo, el trabajo, es lo que realmente nos hace …

Cine y celebración.

Como saben, casi desde el principio de este blog, he venido comentando las películas que más me han gustado con todos vosotros. Desde hoy, mis comentarios y criticas podréis seguirlos en LibreCinefilo, dónde han cometido el terrible error de contar conmigo para hablar de cine histórico, clásico y europeo.
De paso, aprovecho y comento que hoy estoy de celebración. Hemos superado las 30.000 visitas, algo del todo inesperado para mí. Gracias a todos por obligarme a seguir al borde del teclado.

Nacho Puerto, un pintor a seguir

Lo encontré por casualidad. Mejor dicho, me ha encontrado él a mí. La primera obra que vi de él me llegó tan dentro que hace ya más de un año publiqué en este mismo blog un escrito salido de las sensaciones que me provocaba. Y con aquel “Verde Opaco” he sido encontrado y atrapado por un autor joven Nacho Puerto, de Castellón. Sus pinturas, que podríamos incluir en el realismo y que autodefine como “metafísica", muestran sentimientos, lo trasmite en las miradas, en cada arruga de la piel. En cada sonrisa pintada, en cada retrato. Un pintor al que llegué por casualidad, porque me enviaron una de sus obras –o tal vez topará con ella en internet- pero que hoy traigo a este pequeño rincón con todo su protagonismo, después de que él mismo me pusiera sobre la pista de uno de los artistas actuales que más me ha emocionado. Desde ahora ya lo tengo localizado y podré seguir su obra. Sin duda, no dentro de mucho, oiremos su nombre entre los  artistas más reconocidos. Y para muestra un bot…

Marabunta

Todos los hombres se echaron a reír, el primero el capitán, que elevó la mirada a la cúpula de piedra.

-CAGOENLA- gritó- ¡Joder! Eso es enorme…. Debe medir 100 Borouth lo menos.
-Serán pies, capitán- terció D’Orange.
-Y una mierda, en pies no tengo cojones de decir que altura puede tener eso. Y habéis visto ese boquete –dijo señalando el orificio unos 120 metros más arriba -¿por aquí fue por donde bajasteis?
-Sí, Capitán- dijo Vasqués.
-Y una mierda –respondió ofuscado Fat- tu no quieres ni acercarte a un carajo porque te da vértigo y ¿me dices que has bajado por aquí? Al final vas a ser una puta de verdad –el silencio se hizo eterno en la pausa del capitán –. Se acabó. Nos vamos. Me niego a subir por ahí. Es demasiado alto, y el boquete demasiado estrecho. Voy a llegar arriba y…
-¡Te vas a quedar atascado!- dijo un risueño Marco Antonio que acaba de llegar.
-¡Tus castas!
-Capitán, hemos llegado hasta aquí. Debemos seguir- dijo lord Corba –Piense, además, en toda la comida que habrá …

Ardiente partido de fútbol

Vaya por dios, he recibido negativas críticas al blog. Un grupo de insurgentes se ha puesto en contacto conmigo y, cual turba reprimida, amenaza con destrozar mis huesos si continúo en la tónica veraniega de las últimas semanas. ¡Malnacido! ¿qué mal hay en que me muestre más serio de lo que fui? Lo sé, lo sé, el calor ha secado mi locura, pero tranquilos, ya queda menos para el invierno. El verano siempre me pone melancólico. Lo bien que me lo pasé siendo un crío, niños que corríamos desnudos por las calles empedradas siguiendo cabras montesas que galopaban sobre los tejados de viejos castillos…. O no.
Lo cierto es que el verano me recuerda tiempos pasados. Y lo pasábamos bien, pero no también como en invierno. Porque en invierno Roche era nuestro. Nuestro feudo, nuestro castillo. El lugar en el que cualquier cosa era posible. Como aquel día que, aburridos de jugar monótonos partidos de fútbol decidimos darle un toque de emoción. Estábamos en casa de David, ¡como siempre! Y entonces …

Una infusión por mi reino: Sancho I el Craso

Cuando comenzamos esta sección dedicada a nuestros reyes pasados, ya les comenté que había periodos apasionantes y que en esos me recrearía con más alegría. Y hoy toca uno de ellos. No hablaremos de un solo rey, sino de tres: Ordoño III, Sancho I el Craso y Ordoño IV el Malo, que llevaron las riendas del reino leonés desde el 951 hasta el 966.
A mediados del convulso siglo X, con Castilla luchando por declarase independiente bajo mandato de Fernán González (a la sazón I Conde de Castilla) y con el gran Abderraman III en la Córdoba califal, la paz y estabilidad lograda por Ramiro II se viene abajo. A la muerte de “El Demonio”, ocupará el trono su hijo Ordoño III (951-956) que tendrá que enfrentarse a las pretensiones de su hermanastro Sancho. El infante buscó y consiguió el apoyo del conde castellano y del rey Sancho I de Navarra para enfrentarse al nuevo monarca leonés. Pero Ordoño demostró su valía manteniendo a raya a su medio hermano al mismo tiempo que sofocaba las revueltas gal…

Se busca acosador

Que aburrido está siendo el final del verano. Los amigos de viaje y yo trabajando y, lo que es peor, mi acosadora a cobro revertido no ha vuelto a llamarme. Y mira tú, que lo echo de menos. Con lo que me reía yo pensando en lo bien que está que te acosen, que alguien te quiera hasta gastarse su dinero en llamadas intempestivas y mensajes amorosos. Claro, que la mujer de marras me llamaba a cobro revertido, y eso ya pierde intensidad porque soy yo quién debe pagar. ¡aaah!, como lo echo de menos.
El otro día pensé que había vuelto. Sonó el teléfono a las dos de la mañana y lo cogí casi con esperanzas de escuchar la incongruente voz al otro lado del aparato. Pero no. Entendí perfectamente como el ser que me llamaba me preguntaba en perfecto castellano con acento de Madrid –lo menos- por Ariana.
-Ahora no puede ponerse, está duchándose, que no le gusta dormir sudada – respondí antes de colgar y sin pensar en la estupidez que acababa de cometer. Ni dos minutos tardó en sonar el teléfono nu…

William & Jane

Suspiró. Oteando el horizonte en busca de una vela que trajese buenas nuevas. Casi un año había transcurrido y cada día seguía el mismo ritual: subir a la desvencijada torre de la vieja iglesia y buscar en la lejanía noticias de su propia vida. Y como cada día descendió de su atalaya sin esperanzas de que terminase su sufrimiento. Caminó lentamente, entre los bancos de la iglesia de su padre, el reverendo North, mirando cada losa. Esperando que al fijar la mirada en el suelo las lágrimas no se derramaran por sus mejillas. No deseaba que nadie le viese llorar. No por él. Ella lo había provocado todo. Ella había causado su marcha. Con su indiferencia, con su altanería. Al negarse al reconocer lo que ya todos sabían: que le amaba. Le amaba como jamás amaría a nadie. Pero había cerrado su corazón, había antepuesto la razón a sus sentimientos, asumiendo que jamás podría llegar a estar con él. Ella no eras más que la hija pequeña del pastor y él el heredero de sir Walter. Mundos diferentes…

En huelga

Hoy no escribo, me declaro en rebeldía y dedos quietos. Como la Guardia Civil, que está en periodo de ahorro de tinta. Me solidarizo con ellos, porque nos protegen en las carreteras y en las calles. Porque se juegan la vida por nosotros en cada arcén, en cada casa, en cada playa, en cada monte. Son nuestros ángeles guardianes, protectores vestidos de verde que se dejan la piel y la vida luchando contra la delincuencia y el terrorismo a cambio de muy poco. Que llenan tumbas y deján familias húerfanas por defender los derechos más básicos de los demás, mientras son acusados de reminiscencias pasadas que nada tienen que ver con ellos. Y cuando piden algo se les niega por poco que sea, ¡aunque fuera mucho!, ellos dan más, mucho más. La pasada semana enterraron a otro de los suyos muerto en un tiroteo, mientras una sanguinaria asesina salía a la calle. Y el gobierno sigue negándoles hasta el derecho a levantar la voz y usar la palabra.

Walter Falia

Encontré a este autor argentino, Walter Falia, por casualidad pero sus letras cargadas de pesimismo en muchos casos me han llegado tan dentro que, al final, he querido aprovechar este pequeño rincón para darlo a conocer. No se trata de uno de los grandes poetas, ni es muy conocido, pero está demostrado que en la poesía no siempre los conocidos son los mejores. Y que, desde luego, cada persona encuentra alguien que en sus letras es capaz de llegarle muy hondo.

La Marabunta

El Nutria y Mamonuth continuaban su caminar en busca del origen del ruido cuando unas sombras se cruzaron en las zonas iluminadas por sus antorchas.
-¡Un hombre lobo!- gritó Mamonuth ante el asombro de El Nutria. -¡Y una mierda!- respondió Borougth saliendo de la oscuridad –Somos nosotros. El lago termina aquí. -El ruido nos trae hasta aquí, pero…. ¡esto es imposible! –El Nutria señalaba una gigantesca cascada subterránea que parecía nacer del propio cielo de la cueva.
El agua caía desde una altura de 20 metros, rebotando en las rocas hasta crear remolinos imposibles en mitad de la nada. Arriba, allí donde el agua iniciaba su precipitada huída hasta el lago, podía verse la noche clareando el firmamento. Los cuatro piratas detuvieron sus ojos en el cielo, callados. Disfrutando del arrullo de la cascada y la tenue luz de la noche.
-¿Realmente era así?- preguntó finalmente Borought. -No. No era así- dijo Mutambo -. O yo no lo recuerdo. No, no. Debimos llegar a la cueva por otro lado. Sin emba…

Marchando una de tortillas

Definitivamente las tortillas, los cumpleaños y yo somos incompatibles. Hace un par de años, cuándo aún era un feliz miembro de la Familia Pelaez, acudimos a celebrar el nacimiento del caudillo angelical al llamado Tiro Pichón. Y más que tiro al pichón se realizó lanzamiento de tortilla, a las copas de los pinos para intentar tirar un balón embarcado en ellos. Claro, que si nuestro ilustre anfitrión hubiera traído las tortillas hechas y no guardadas en los plásticos del Mercadona de turno nos las hubiéramos comido. Y tal vez el resultado hubiera sido peor, porque dos años después una maldita tortilla -suponemos- ha estado a un punto de acabar con mi salud mental. ¡Yo! Que fui a la India y volví más gordo enamorado de la comida de aquella tierra, casi la espicho por culpa de una tortilla y su huevo.
Así que he llegado a una conclusión tajante. De ahora en adelante, me iré de cualquier celebración cumpleañera dónde haya una tortilla. Está claro que hay un complot, una conjura, de los ha…

Ramiro II

Ramiro II de León, el Grande, reinó entre el 931 y el 951 y fue quizá el monarca más importante del reino leonés. En su largo reinado amplió las fronteras del Leon -ya antes de vencer a Alfonso IV se había hecho con el norte de Portugal, anexionándolo al reino de Galicia-. Se enfrentó a los musulmanes, venciendo en la batalla de Simancas (939), dónde se ganó el sobrenombre de “el Diablo” por su ferocidad y crueldad. Crueldad que ya había demostrado con el castigo a Alfonso IV y  Alfonso Froilaz.
Desde 926, el infante Ramiro se había hecho cargo de las provincias portuguesas del reino de Galicia, aún en manos de su hermano Sancho, cuya frontera hizo avanzar hasta el Tajo. Con sus victorias se ganó el apoyo de los guerreros, que lo venían como un caudillo inteligente y presto a la lucha. En 929, a la muerte de su hermano Sancho, Ramiro es coronado como rey de Galicia en Zamora, ciudad que inmediatamente convierte en su capital. En junio de 931se produce un hecho trascendental que camb…

Veronika decide morir

Reconozco que llegué hasta Veronika decides to die, por la recomendación de una amiga. Pero desde el primer fotograma, con Sarah Michelle Gellar sentada en el metro y explicando que sería su vida, me enganché. Y desde ese momento hasta el final, ni un segundo de respiro, acompañando a Veronika en su búsqueda de la felicidad. Una búsqueda que para ella se reduce a la muerte, hasta que la muerte se interpone en su camino. Y, más importante aún, el amor llama a su puerta en el lugar más insospechado: el psiquiátrico dirigido por el Dr. Blake (David Thewlis), donde entrará en contacto con Edward (Jonathan Tucker), uno de los enfermos incapaz de hablar desde el terrible accidente en el que falleció su novia.
Y es aquí, en el psiquiátrico, donde las historias se entrecruzan. Historias de enfermos que rodean la tristeza de Veronika hasta convencerla de que desea vivir. Las decisiones tomadas por Blake, deseoso de lograr una cura para Edward sin tener en cuenta las consecuencias para el resto…

En pocas palabras

A veces la libertad conlleva el precio de la muerte.
Y aún así, merece la pena ser libre.

"Mundo Roto", Macaco

Hermosa canción escrita para apoyar al pueblo saharauí y que bien se podría extender a otros muchos lugares del mundo, y a cada uno de nosotros



No dejes que este mundo roto
Estropee tú sonrisa leré
No dejes que este mundo roto
Estropee tú sonrisa leré

Si la vida es un momento,
Penitas pa´fuera; échalas al viento,
Suéltale un soplío, vacila otra vez tú caminar.

Cicatrices, grietas
Del mundo que nos lleva.
Mientras tanto, mi niña,
Tu giras mis antenas,
Realidades desbordadas
Imponen soledad.
Mientras tanto, mi niña,
Tu mano en mi mano va.
Sonidos dormidos:
Los tuyos silencios vivos;
Tu oro, solere pa´mi lerele

No dejes que este mundo roto
Estropee tú sonrisa leré
No dejes que este mundo roto
Estropee tú sonrisa leré

Si la vida es un momento,
Penitas pa´fuera; échalas al viento,
Suéltale un soplío, vacila otra vez tú caminar.

El ruido de afuera
A mi no me dice ná.
Mientras tanto, mi niña,
Tu sonrisa me da verdad.
Entre calma y tormenta,
La marea así nos lleva.
Mientras tanto, mi niña,

Series para el verano: Sherlock

Sherlock es una buena, muy buena, serie. Una sorpresa en estos meses estivales en los que la televisión en España, tradicionalmente, se viene abajo. Claro que Sherlock no es española, es otro de esos productos sobrios y solidos de la BBC. En los únicos tres capítulos  de la primera temporada se presentan algunos de los rasgos de esta nueva adaptación del mito, ahora con el rostro de Benedict Cumberbatch. La historia parte de la misma premisa que el original: Holmes es un extraordinario detective, inteligente, mordaz y, pedante.  Creído de sí mismo y sabedor de su propia superioridad intelectual frente al resto. Con una vida desordenada, sin preocupaciones mundanas como el dinero, Sherlock es el único asesor de detectives de la policía del mundo. Su vida cambiará con la llegada de un nuevo compañero de piso: John Watson (Martin Freeman).  Médico del ejército retirado por las heridas sufridas en Afganistan y necesitado, como Sherlock, de un compañero de piso que le permita vivir sin ayu…

Alfonso Froilaz, el Jorobado, y Alfonso IV el Monje

Alfonso Froilaz, el jorobado, (921-931) llegó al trono a la muerte de su padre, Fruela II el leproso. Sus primeros años de gobierno estarán marcados por una paz, pero en el 925 el reino leonés se ve sumido en una cruenta guerra civil entre los partidarios de Froilaz y los hijos de Ordoño II, hermano del rey fallecido. La nobleza asturiana se pondrá a su lado y el Jorobado irá perdiendo hasta que, obligado a retirarse a Galicia, verá como la corona leonesa pasa a manos de Alfonso IV -el Monje- (931-932), hijo de Ordoño, quien argumentaba que su tío Fruela había usurpado el trono a su padre y que, por tanto, él era el legitimo rey. 

Con la llegada al trono de Alfonso IV, el reino vuelve a dividirse nominalmente y Galicia pasa a ser gobernado por su hermano Sancho Ordoñez, que centrará sus esfuerzos en acabar con la resitencia de el  Jorobado, logrando ponerle en fuga. Para sorpresa de todos, el rey derrocado será acogido por Afonso IV en Asturias, que logrará mantener la paz gracias a l…

Me bajo de El Escenario

Me gustaba El Escenario, un buen lugar para comer y cenar en agradable compañía y buen ambiente. Pero, me gustaba es la clave. El sitio ha cambiado. No los dueños ni el personal, simplemente el sitio. Se han dejado ir, quizá, han pensado que todo estaba hecho. Y en un bar debes saber mantener la clientela. Porque un restaurante vive de eso, de que el cliente satisfecho regrese a comer. Yo no creo que vuelva, ya que mi última experiencia ha sido hasta traumática.
Reconozco que primero me lo tomé a guasa. Quizá porque no fue a mí a quien le tocó pedir otro plato ante la falta de reservas. Pero luego la cosa comenzó a cambiar de cariz. Fueron llegando uno a uno los platos pedidos, y nuestra cara fue cambiando conforme los veíamos: tostas que no eran más que pan de molde integral; cocketeles de mariscos con mini-gambas congeladas y un largo etcétera. Y, para colmo, todo servido con retraso. ¿Todo? No. Después de casi una hora y media tuve que acercarme a la barra a preguntar por los plato…

Un año después

Jarque se había recuperado de las heridas y había vuelto a su casa y al trabajo, ahora adscrito a la Interpol y bajo supervisión de Echevarri, quién pese a lo ocurrido en la casa había mantenido su puesto. Los datos balísticos confirmaron que la anciana había fallecido por los disparos del joven Vargas y que el viejo forense había actuado, en todo momento, dentro de la legalidad. Y así quedo reflejado oficialmente en los informes internos del Cuerpo Nacional de Policía.
El viejo Vargas acudió a España en busca del cadáver de su hijo. Ordenó la incineración del cuerpo de su hijo, y solicitó estar presente para comprobar que así era. Luego enterró las cenizas en un nicho sin lápida del cementerio de Puerto Real y se entregó a la policía, tal y como había prometido. Los informes recabados por Echevarri y los datos aportados por el salvadoreño fueron suficientes para iniciar los trámites de juicio en EEUU, dónde fue extraditado tres días después del entierro de su hijo. Marcho feliz, y ag…

Un día de esos

A veces uno quisiera que el mundo se parase, que se apagaran las luces, que los sonidos se silenciasen. Esos días uno desea que la tierra le trague, enterrarse tan hondo que nada pueda pertubar su sueño. Tranquilidad acompasada a los látidos del propio corazón. Días en los que no deseas ver a nadie, que no deseas que nadie te mire, que nadie te hable, que nadie hable cerca de tí. Y esos días solo hay una cosa que puede salvarte de destrozarte: el Ibuprofeno.

Este fin de semana ha terminado siendo de esos días. La jaqueca de las narices afectó a mi día a día. Y eso me fastidía, pues intento evitar que los ataques -asiduos aunque llevaba tiempo sin sufrirlos- enturbien mi vida. Y antes de ayer lo hizo. Impidió que cenase en el marroqui de ese Vejer que tanto me gusta. Fastidió a los que estaban conmigo, que tuvieron que acortar su final. Me ha impedido ver a los amigos venidos de fuera y, para colmo, no me impide estar hoy en el trabajo.

Oktoberfest en el Bicentenario

Definitivamente, en Cádiz, ya no sabemos qué hacer para potenciar esto del bicentenario. Pero aún lugares dónde están peor. Si el otro día sorprendían los moros y cristianos de Alcoy (creo recordar) en mitad de una cabalgata conmemorativa del asalto francés y de la apertura de Cortes en la Isla en 1810, hoy hay nueva sorpresa. La I Gran Fiesta de la Cerveza. Y eso me aturde. Por varias razones: ese I indica que puede haber una segunda y una tercera pero, además, ¿qué narices pinta una Oktoberfest en el Bicentenario?
Sin duda se anda cortos de ideas, pero para hacer estas cosas, mejor no hacerlo o hacerlo sin buscar la excusa del bicentenario, que ya de por si anda cargado de cutrez.

Mamonuth

Mamonuth había caído en medio del lago y el Nutria no podía parar de reír. Las carcajadas resonaban por toda la cueva y los dos hombres estaban sentados en la roca, con el bardo maldiciendo y escurriendo las plumas que adornaban su sombrero.
-Mierda, otra vez igual. Tendré que tirar las plumas y me costará mucho reponerlas. -Son plumas, Mamonuth, cógelas de cualquier ave que se te ponga a tiro. -No son plumas de un ave cualquiera, querido. Estas plumas son de un pájaro magnifico. Mágico. Aparece una sola vez cada cien años, pero en esta centuria apareció dos veces, y solo yo le he escuchado cantar. Ocurrió una noche de verano, de luna llena y tenue nubosidad. Yo estaba entonando una tonadilla para una hermosa dama a la que cortejaba aquellos días. A espaldas de su padre, por supuesto. Era lozana la joven, aún virginal, y se ruborizaba con mis palabras. ¡No te creas, Nutria, jamás le dije nada que vos no le hayáis dicho a una dama! Y allí estábamos los dos, bajo el balcón de su casa, habl…

Lope, cine histórico español

Lo reconozco, no suelo mantener altas expectativas cuando acudo a ver una película española. Y, menos aún, cuando se trata de cine de corte histórico. Sin embargo, he de reconocerles que después de haber visto algunas imágenes de Lope –que se estrenará en septiembre- me encuentro con ganas de verla. Por muchos motivos. Creo que en España hay grandes especialistas capaces de hacer buen cine, tenemos Historia de sobra para poder trasladarla a la gran pantalla y actores de suficiente solvencia para sacar adelante los papeles.
Lope que cuenta una historia novelesca sobre el genial Lope de Vega, mujeriego, artista, soldado y, finalmente, sacerdote, que puede acercar al genial autor de fines del XVI al gran público. El papel princiapl  recae en Alberto Ammann, que ya destacó en Celda 211. Junto a él, viejos conocidos de la escena española: Juan Diego, Luis Tosar –que no es santo de mi devoción en lo personal, pero que actoralmente es de lo mejor que ha dado el cine español-, Pilar López de A…

El Farol

Si esta noche no tienes nada peor que ver, puedes dar un salto por Onda Cádiz dónde me encontrarás charlando de Historia con Salvador en El Farol. Por una vez acudiré como invitado. Hablaremos un poco de todo y, quién sabe, si de Pedro Cabrón y "Llámame Cabrón", mi primera novela, que verá la luz de la mano de Ediciones Mayi en el mes de octubre.

Os diría que os espero, pero miento. Es viernes por la noche, la mayoría estaréis de juerga: Buscadlo en internet.

Fruela II, el Leproso

Fruela II tuvo un reinado corto. Muy corto. Tan sólo un año se tituló rey de León, desde la muerte de su hermano Ordoño hasta la suya propia en el 925. Ocupó el trono pese a que Ordoño había dejado descendencia, quizá gracias al pacifico reinado mantenido en Asturias, reino que gobernaba desde el 910.
Sin embargo el breve reinado de Fruela será importante porque bajo su corona se reunifica el antiguo reino Astur-leonés divido por su padre, pero incorporando las nuevas tierras conquistadas por sus hermanos. Potenció, además, el papel de la Iglesia, fortaleciendo Santiago de Compostela y apoyándose en los obispos para consolidar su reinado. No realizó, sin embargo, campaña alguna, algo que no debe extrañar pues en los 15 años que gobernó Asturias no realizó ninguna expedición militar. Si envío tropas a Navarra cuando, en el 924, las tropas musulmanas amenazaron Pamplona.
Quizá de no haberse encontrado enfermo de lepra, Fruela hubiera sido un importante rey leones. Si bien es cierto que b…

"Good Hearted Woman", Waylon Jennings

A long time forgotten the dreams that just fell by the way
The good life he promised ain't what she's livin' today
But she never complains of the bad times
Or the bad things he's done, lord
She just talks about the good times they've had
And all the good times to come

She's a good hearted woman in love with a good timin' man
She loves him in spite of his ways she don't understand
With teardrops & laughter they pass through this world hand in hand
A good hearted woman, lovin' a good timin' man

He likes the bright lights and night life and good time friends
And when the party's all over she'll welcome him back home again
Lord knows she don't understand him but she does the best that she can
A-this good hearted woman, lovin' a good timin' man


She's a good hearted woman in love with a good timin' man
She loves him in spite of his ways she don't understand
With teardrops & laughter they pass through this world…

La búsqueda XIX

Echevarri terminó de subir las escaleras corriendo. Los agentes de policía subían tras él, pero el viejo forense no se detuvo cuando escuchó el alto. Entró en la única puerta abierta y apuntó con su arma al joven que se encontraba en el centro de la sala. Le esperaba con los brazos abiertos, bajo una lámpara de cristal. Las paredes estaban repletas de fotografías, el suelo mostraba extraños dibujos.
-Errante- susurró Echevarri- te tengo… -¿Estás seguro?- preguntó el hombre -¿No será al revés?.
Los agentes entraron en la sala, apuntaron al forense, le pidieron que tirase el arma, pero Echevarri siguió apuntando al hombre.
-Deja el arma, Echeva, no vas a conseguir nada matando a este hombre. Hemos seguido tu rastro desde que dejaste a Jarque en el hospital y sabemos la verdad. -¿Jarque?¿Cómo está? -Saldrá de ésta viejo, pero no debes hacer ninguna tontería. No eres un asesino como ese –dijo un viejo policía señalando con la cabeza a Errante- Mira a tu alrededor. No eres tonto. Está todo lo …

Toystory 3

Magnifica. No esperaba menos para el final de la saga, pero el resultado ha superado las expectativas. ToyStory3 es, hasta el día de hoy, lo mejor de la cartelera veraniega. Una película divertida la mayor parte del tiempo, triste otras y con algún susto para los más miedosos. Cine infantil que nos habla de la amistad y del cambio. De la madurez, del hacerse mayor y dejar atrás la infancia. Y lo hace manteniendo la esencia, el grupo de juguetes que se enfrenta a una nueva aventura y a la búsqueda de un nuevo hogar. Y lo hace con una historia bien contada, como suele ocurrir con Pixar, de la que deberían aprender otras productoras. ToyStory no se esconde detrás del 3D para no ofrecernos nada, todo lo contrario. Ofrece una historia real, cercana, que a la sombra de los juguetes llega al corazón de los adultos, que ven en Andy a su propia persona, recordando aquel día en el que tuvo que meter los juguetes en una caja y guardarlos o regalarlos. Y es en ese momento, cuando los de lágrima …

Don Pedro de Vera

El caballero Pedro de Vera fue un hombre de su tiempo. En una sociedad marcada por la guerra al infiel, como la fue gaditana de fines del siglo XV, Pedro supo aprovechar las oportunidades que la frontera le ofrecía. Nacido en Jerez, dónde llegaría a ser veinticuatro , las fuentes lo sitúan como vecino de Cádiz en último cuarto del siglo XV. Este cambió de vecindad pudo deberse a su vinculación con don Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz. Aunque tampoco es una actitud infrecuente en la época, pues fueron muchos los que comprendieron que la comarca gaditana –incluyendo Jerez- era un ente común donde cada urbe aportaba riqueza al conjunto. O bien los que preferían estar al servicio de uno y otro de los tres grandes señores de la zona (los Guzmán en Jerez; los Medinaceli en El Puerto; y los Ponce de León en Cádiz)
Pedro de Vera se volcó en la actividad militar participando en las luchas sucesoras castellanas en el bando de Enrique IV y su hija Juana la Beltraneja. Fue el propio rey ca…