Te echo de menos

Echo de menos tu azucarado olor, tu dulce sabor en mi boca.
Echo de menos morder tu tierno cuerpo, cogerte entre mis manos.
Echo de menos notar cómo te deshaces en mi lengua.
Echo de menos saborearte, soñando con darte un nuevo bocado.
Echo de menos el gusto por lo prohibido.
¡oh!, ¡maldita sociedad que apresa nuestros sentidos!
Hace tan poco que no estás en mi vida y cuan te echo de menos.
¡oh!, Donuts… algún día volverás a mí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera