Mathis Gothart Neithardt

Son muchos los que consideran la Edad Media como un periodo oscuro que, por obra del maligno, detuvo el avance de las sociedades. Esos mismos dicen que en el medievo el arte, de cargado carácter religioso, carecía de la belleza de otras épocas. Aunque muchos olvidan que el Renacimiento y sus grandes autores es parte de ese mundo final del medievo. Y hoy, quizá hastiado del lúgubre presente, no puedo más que volver mis ojos a aquella época en la que, sin duda, debí nacer y les presentó a uno de aquellos grandes artistas que llenan mis retinas de colores: Mathis Gothart Neithardt. 

Matthias Grünewald (1470-1528) este pintor alemán, y como hombre del Renacimiento también ingeniero hidráulico, centró su obra en la temática religiosa, pero su dramatismo y colorido la hacen única. Te introduce en el lienzo y te hace sentir parte de él. A mí, al menos, me provoca esa sensación.


Tentaciones de San Antonio (Tabla lateral del Retablo de Isemheim)


Detalle de las Tentaciones de San Antonio

Escarnio de Cristo

Detalle de La Resurrección

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera