Okupa

No. Lo siento pero no. Hoy no puedo defender el gaditanismo. Es superior a mi fuerza. No me gustan los ocupas, me parecen parasitos sociales, pero reconzoco que algunos casos logran ganar mi simpatia. El ocurrido hoy primero me causo simpatía, y luego desazón. ¡Y con razón! Porque está bien que quieras hacer algo para mostrar que no tienes casa ni trabajo. Una opción es buscarlo, aún lejos de Cádiz y no vivir del paro, que también. Pero llegado a un punto de desesperación puedo llegar a entender que aproveches la ausencia de un propietario para ocupar la casa. Pero hombre, en este caso, la ausencia de la casa iba a ser larga. ¡Eterna! Y ahí no tiene perdón de Dios. Al final verá fantasmas. Lógico. ¿como se le ocurré ocupar la casa de una muerta? Pero si lo hace, espere al menos que entierren a la dueña, que aún está de cuerpo presente.

Ocupa la vivienda de una mujer que acaba de fallecer

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera