Esgrima Tradicional Fortún de Torres

levo años buscando un deporte que me guste. Que impida que lo abandone por aburrimiento y que me aporte algo más que el simple esfuerzo físico. Y ese deporte lo he encontrado de manos de la Sala de Esgrima Fortún de Torres, de Jerez de la Frontera. Fue casi una casualidad lo que me llevó hasta ella, una persona que me dijo ir y al que jamás he visto allí, me puso sobre la pista. Les reconozco que el primer contacto me asustó: cuatro chicos altos, fuertes y de buena planta. Estuve a punto de irme. Luego descubrí aliviado que eran el equipo de voley, creo. Y una vez pasado el primer susto, me encontré con un gran grupo humano, dispuesto a enseñar a un patoso como yo, pero que iban más allá del simple chocar de espadas. También se adentran en ese mundo medieval que es mi mundo, al que adoro y estudio por igual.

Y ese ambiente, relajado, distendido y alejado de la típica visión de un grupo de frikis golpeándose con espadas. Realmente es una gran forma de pasar la tarde de los sábados...

Comentarios

lordyop ha dicho que…
Gacias, gracias, por lo del altos y guapos

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera