Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Novedades en el blog

Desde hoy, si te gusta algo y deseas compartirlo con tus amigos imaginarios del Facebook o el Twitter; si deseas crear una cadena de mails con consecuencias de engordamiento para quien la rompa; o, simplemente, quieres plagiarme en tu blog, puedes hacerlo en los botoncitos que para ello encontrarás junto a los comentarios. Justo debajo de todas esas recomendaciones que pueden gustarte y que suelen alejarte de mi blog.

Parada

Debe rondar los 30 años, aunque su rostro aparenta más. Cada cierto tiempo mira el móvil, esperando una llamada que no termina de sonar. Se frota las manos y se las mira cabizbajo. Su mirada es triste, apagada. Todo en él parece apagado. Allí, sentado en la parada de autobús, viéndolos pasar, como una cruel metáfora de su propia vida. Suena un móvil y sus ojos se iluminan mientras se le escapa la risa nerviosa de quién sabe es su última oportunidad. Contesta y su rostro, al otro lado de la acera, me indica que algo va mal. Las lágrimas afloran de sus ojos enrojecidos. Deja caer el móvil a la acera, como quién espera que alejar el mal de sí mismo. Una señora se le acerca a preguntarle si se encuentra bien. Niega con la cabeza, recoge el móvil y se va con paso cansino hacia las Puertas de Tierras. Le sigo con la mirada, sabiendo que no es más que otro número. Uno de los muchos que se han quedado sin nada, que han visto su vida diluirse por los conductos del paro y la crisis.

La búsqueda (XXVI)

Abandonaron el hospital psiquiátrico sabiendo que no encontrarían nada más allí. Echaverri se sentó en el asiento del copiloto, mirando atónito la libreta Miguel García. Era un cuaderno normal, con la pasta roja de cartón y anillas negras. Nada podía indicar que en su interior escondía todo aquella información.
-El médico fue listo. Sí hubiera siquiera insinuado que existía esto –Echevarri levantó el cuaderno-, ahora estaría muerto. Seguro que leyó lo que ponía y entendió la importancia de la información. Por eso lo mantuvo en silencio. -Pero ¿por qué no ir a la policía? -Miguel era policía y acabó muerto tiroteado por otro policía. Otros, tal vez, no se hubieran percatado de la rareza del hecho. Es más, cuando saliste libre de cargos, la prensa habló de corporativismo. ¿Qué crees que pudo pensar este hombre? -Que Errante tenía influencias en la policía y que podía matar a cualquiera. -Exacto- concluyó Echevarri con una amplia sonrisa en los labios.
Desde ese momento se enfrascó en la lectu…

Red de Mentiras

Imagen
La red se teje lentamente. Mentira sobre mentira, entrecruzado con fanatismo. El integrismo terrorista y sus nuevos mártires, frente a los cruzados norteamericanos que actúan para salvar al mundo. Sin importar las consecuencias. Y en parte es cierto. Ridley Scott muestra en Red de Mentiras (2008) la verdadera imagen de ese mundo cargado de odio, por ambos bandos. La crueldad imperante en los dirigentes, escondidos en sus palacios de oro, moviendo a los agentes como piezas de ajedrez. Rosell Crowe borda a un padre de familia ejemplar, que acompaña a sus hijos al colegio o al fútbol, que los lleva al baño, mientras ordena un baño de sangre al otro lado del mundo.
Y allí, al otro lado del mundo, se encuentra el cruzado perfecto (Leonardo Dicaprio), agente de la CIA en la lucha contra el terrorismo islámico. Debatiéndose entre el bien común y la realidad en la que vive. Enamorado de una tierra que conoce desde dentro, trabajando mano a mano con jordanos, iraquíes o iraníes. Sabiendo que d…

Sitio reservado

Imagen
Vaya por dios, si es que los gaditanos siempre han tenido cara. Han sabido colarse en los sitios y ganarse la simpatía de la gente. Y esto desde tiempo inmemorial. O imperial al menos. Algo antes, desde tiempos republicanos. Pero no de la republica del 31, ni siquiera de la nacida de la Revolución Francesa. Más lejos, mucho más: desde la Republica de Roma. Y no me lo invento, que lo han redescubierto dos profesores de la UCA (que por cierto, me dieron clases): Alicia Arevalo y Dario Bernal. Ellos dos, estudiando las inscripciones del Coliseo Flavio, se toparon con el grafiti GADITONARUM, que es como decir “pa’ los de Cadi” Claro que esos de Cádiz, me temo que son los mismos que eran insultados en el coliseo gaditano con el ya famoso “Balbo ladrón”
Pero lejos de lo divertido que puede resultar encontrarnos con el grafiti de marras, podemos deducir algo mucho más importante: los gaditanos fueron los únicos con sitio propio. La importancia de la vieja villa de Hércules y de sus hijos se …

En la Marabunta

El Capitán Far rompió a reír. Y con su risa la alegría se extendió por el barco. El propio Marco Antonio pareció mitigar su dolor por el barco perdido. Caminó rápido hacia los dos hermanos haitianos y el silencio se extendió pero el italiano tan sólo echó el brazo sobre Nicolás.
-¡Aju la virgen! Me has hundido la chalupa, en otro momento te mataría. Ahora solo te pido que lo próximo que bombardees a nuestros enemigos.
Y, entonces, todos recordaron donde estaban. Fat se levantó, con los ojos anegados en lágrimas provocadas por la risa, se apoyó sobre la barandela de estribor, observando cómo sus hombres continuaban su marcha a la guerra. La chalupa de Japi, Borought y Mamonuth iba a la cabeza, con Japi remando y gritando al resto de hombres por quedarse atrás. Desde las cañoneras comenzaron los disparos y el humo de la pólvora al explotar en los morteros se unió al agua o las astillas allí dónde impactaban. Los gritos de dolor acallaron las risas y Nicolás y Lucas, los artilleros haiti…

Okupa

No. Lo siento pero no. Hoy no puedo defender el gaditanismo. Es superior a mi fuerza. No me gustan los ocupas, me parecen parasitos sociales, pero reconzoco que algunos casos logran ganar mi simpatia. El ocurrido hoy primero me causo simpatía, y luego desazón. ¡Y con razón! Porque está bien que quieras hacer algo para mostrar que no tienes casa ni trabajo. Una opción es buscarlo, aún lejos de Cádiz y no vivir del paro, que también. Pero llegado a un punto de desesperación puedo llegar a entender que aproveches la ausencia de un propietario para ocupar la casa. Pero hombre, en este caso, la ausencia de la casa iba a ser larga. ¡Eterna! Y ahí no tiene perdón de Dios. Al final verá fantasmas. Lógico. ¿como se le ocurré ocupar la casa de una muerta? Pero si lo hace, espere al menos que entierren a la dueña, que aún está de cuerpo presente.

Ocupa la vivienda de una mujer que acaba de fallecer

Esgrima Medieval

Participación de la Sala de Esgrima Tradicional Fortún de Torres en la Semana Cultura 2010 de Bornos

La fábula del burro borracho

El burrito estaba pastando junto a la cerca cuando una joven se acercó. “¡Oh”-pensó el burrito- “esta jovencita seguro que me trae comida”. Y así fue, la joven le mostró una hogaza de pan y el burrito se la comió rebuznando de felicidad. La chica volvió a la tarde siguiente, y el burrito corrió a la cerca rebuznando alegre y así durante varios días más. Pero un día, el dueño del burro, vio a la chica darle de comer y, con voz grave, gritó:
-No le des de comer al burro. Pese a todo, la chica iba cada día y le daba su hogaza de pan. Y el burrito se ponía muy feliz. Y el hombre cada día se volvía a enfadar y reñía a la chica. Ocurrió que en esos días llegó a la zona un grupo de titiriteros y feriantes y el dueño del burrito decidió encerrarlo en una cuadra, junto a unos toneles de vino y agua. Antes de irse abrió un tonel y lleno las botas de vino, para béberselo en casa. La chica, asustada al ver que no estaba el burrito, se armó de valor y llamó a la puerta de la casa:
-Señor, señor –d…

La busqueda (XXV)

-Por eso lo mató- dijo Jarque de pronto- Miguel García se dio cuenta de que algo pasaba con Errante. Por eso venía a ver a Eva. Tal vez deberíamos ir a su casa. Me juego lo que sea a que le investigó y llegó cerca de él. -No podemos ir a su casa- respondió Echevarri- saltó por los aires. Una explosión de gas, dijeron los expertos. Pero sí, tienes razón. Algo debió encontrar, desgraciadamente allí no encontraremos nada. -¿Fue antes de morir? -No. -Si no tenía pruebas que lo incriminase ¿para qué lo mató?
Los dos hombres guardaron silencio, reclinándose sobre las sillas buscando en las paredes de la sala de espera una solución al problema. Cada cierto tiempo Jarque revolvía los papeles, buscando algo que le mostrase el camino a seguir.
-Eva... -susurró. -No puede decirnos nada más. -Tocaba la maldita canción de la partitura ¿no es cierto? -Sí. ¿A dónde quieres llegar, Jarque? -Y si ella nos está dando la pista. Tal vez ella sabía que Miguel iba a morir y por eso toca siempre la misma partitura.…

Suicidio en el Puerto Santa María

Que tétrico el suceso acaecido en la Iglesia Prioral de Alcanate, vulgo El Puerto, el pasado sábado. Yo, en agradable compañía, recorría la vieja villa disfrutando de los olores de un mercado andalusí esparcido por callejas engalanadas con banderas francesas, cuándo una voz rompió el embrujo del lugar.
-Fornell, vienes a mis dominios y no me llamas. -No pensaba venir- fue mi respuesta -lo decidimos a última hora. Era tarde para comer en Arcos.
“No tenía intención de veros, buen señor, pues hoy mi alma vaga entre estas viejas piedras en compañía mas agradable que la vuestra, y son muchas las palabras que se agolpan en mis labios y poco el tiempo para darlas” Dije sin decir, cómo para mí.
Pero allí nos quedamos, tomando un café en apacible compaña con el sobrino nieto de la tía Pillalla, su tío y un par de amigos no comunes repartidos en ambos bandos. Hablando de banalidades vanas y halagándonos el uno al otro como dos colegiales prestos a impresionar al profesor con nuestras chanzas. Y en…

Ahora y siempre

Imagen

Cádiz parisino

Imagen
Cuantas veces no se habrá dicho eso de que el gaditano es tan chovinista que no necesita salir de las Puerta de Tierra para saber que Cádiz es lo mejor del mundo. Y lo dicen con razón. Y no solo porque el gaditano no salga, sino porque Cádiz es lo mejor. Así ha quedado recogido por cientos de viajeros a lo largo de los siglos. En “Notice Sur Cadix et sur son ile” (1813) André Étienne Justin Pascal Joseph François d'Audebert de Férussac, barón de Férussac, dice de Cádiz:
“Las calles son generalmente estrechas, pero magníficamente pavimentadas y de una limpieza que encanta. Por ellas se puede andar con tal facilidad que ello hace que en Andalucía se diga que para ver andar de una manera seductora y noble, hay que ver hacerlos a las mujeres de Cádiz en sus calles o en La Alameda. Las casas son altas y preciosas, adornadas con balcones que sobresalen y estrechan más las calles. Están mejor distribuidas y amuebladas que en cualquier otra ciudad de España”
Y sigue diciendo el naturalist…

De moda

Imagen
¡Vaya por Dios! Y esta vez no por mí. Hoy es el día del estreno mundial del Sojo, Soho o Sonesequé, un evento internacional de moda que se desarrolla en Cádiz. Entre el Baluarte y el Reina Sofía. ¡Que gran espectáculo! Que de modelos de hermosos modales, que de diseñadores de disoluta vestimenta y ambiguos gustos. Y qué decir de la gran cabra mecánica en mitad del patio… Sin palabras me encuentro. Patidifuso. Disfrutado y observando la belleza reinante. Distrayendo la vista con las modelos y sintiéndome un cateto pueblerino entre tanto glamur. Yo, con mi pantalón de Burberry, mi camisa Arrows y mis cómodos zapatos. Demasiado arreglado para tanto nivel de moda. A lo que unimos mi tipo a lo Homer Simpson y ya tenemos pintado el cuadro. Ellos altos, guapos, arreglados y cosmopolitas. Yo guapo a secas.
Así que me encuentro arrinconado, pensando en lo divertida que fue la pasada edición para algunos (que lo celebraron a lo grande en los baños) y el miedo que me da tener que salir por la pu…

La Odisea de los Coen

Imagen
El otro día topé por casualidad en la televisión con una de esas películas que jamás me cansare de ver: O Brother!, en la que los Coen recrean una suerte de Odisea sureña con un Ulises transmutado en George Clooney. Un Ulises caradura, inteligente, mentiroso y cargado de ironía. Una Penelope que le abandona y lo “mata” ante la familia. Unos compañeros de viaje que provocan ternura y lástima: Turturro, como siempre, genial. Este hombre engrandece cualquier papel que recaiga sobre él dando credibilidad a los personajes. Y junto a ellos dos, Blake Nelson al que descubrí como acompañante de Ulysses Everett McGill (Clooney) y que me obliga continuamente a reír con sus ocurrencias -magnifico su convencimiento de que Pete es convertido en sapo por las sirenas-
Ese es el éxito de esta película, cargar de humor una historia profunda. Los Coen reviven el mito de la Odisea, lo modernizan sin negar su origen, así podemos observar el encuentro con las sirenas o el minotauro (convertido en vendedor…

La busqueda (XXIV)

Jarque y Echevarri salieron de la habitación de Eva para sentarse en una de las salas de espera. Esparcieron las fotos por la mesa, buscando cualquier resquicio que pudiera darles una pista sobre lo ocurrido en el contenedor. Hasta ese momento, pese a desconocerse el autor del crimen, la policía había tenido claro que era la acción de un loco. Desde las revelaciones de Eva, Jarque y Echevarri sabían quién era ese loco y las motivaciones que le habían llevado a actuar así. El despecho y el amor incestuoso entre dos hermanos había desatado la violencia. La bienhallada había sido la victima y Errante el verdugo. Y estaba allí, mirando sonriente con un mono de estibador del puerto de Cádiz. Escondido en un rincón de las fotos, con otros hombres. Sólo en una salía en primer plano, en aquella en la que un miembro de la cientifica estaba hablando con él.

Echevarri buscó entre los informes y encontró la entrevista. Errante había sido quién abriese la puerta. Lleva mes y medio trabajando en el…

Hombre-Foca

Ya ha llegado el verano. Oficialmente está a un tiro de piedra, extraoficialmente ya se ha abierto la temporada de playa y que me gusta, pardiez, tirarme en la arena antes de lanzarme al agua. Porque, tal vez por mi condición de hombre-foca, tiendo a sentarme un rato en la orilla, viendo a otros animales recorrer la arena: ballenas terrestres, cangrejos guiris, buitres playeros y otros seres. Pero, ante todo, recogiendo el sol para acumular calor en mis grasas antes de lanzarme al agua. Ese es mi elemento natural. El mar. Si un día se inundan las tierras y demostrare que además de ser una divinidad redonda soy una mejora de la especie. Mientras ustedes, que puede que me lean, pasaran las tardes muertos de frío, enmorecidos hasta morir hipotérmicos, yo les saludaré con la mano mientras floto entorno a usted esperando que muera para hacerme con su cadáver y comérmelo…
Pero mientras llegamos ese drástico final en el que ustedes serán comidos por gente como yo. Me queda disfrutar de la pla…

El burro

Imagen
Tal vez no debiera haberlo hecho pero lo hice. Y una vez hecho me tocó pagar las consecuencias. Tampoco era nada del otro mundo lo que hice, no crean. Tan sólo bajé la ventanilla y dije muy serio un simple:
-No le des cerveza al burro. -Sólo le estaba dando pan- respondió la chica mientras el novio se giraba para mirarme. -Claro, claro, eso dicen todos. Luego se emborracha y no hay quien lo aguante. -Perdone yo no…
El novio –grande, fuerte y de buen ver- se acercó lentamente a nosotros
-No sabía que el burro es suyo.
El chico comenzó a reír y yo con él, mientras la novia nos miraba atónita sin comprender.
-El burro no es mío – le dije antes de saludar a Alfonso, el novio, al que conozco desde hace unos cuantos años ya.
Pero ella no pareció convencida, ni siquiera ante las lágrimas que comenzaban a brotar de mis ojos en uno de esos frecuentes ataques de risa que sufro últimamente. Toda la noche, mientras saboreábamos la vaca muerta que Marcos había preparado, la pregunta se repetía en ella: ¿…

A las puertas del Infierno

El capitán Fat pareció transformarse sobre el puente. Los hombres miraban silenciosos como comenzaba a dar órdenes, con el piloto Marco Antonio a su diestra y la feroz Vasques a su siniestra.
-¡Rubia! Esparce serrín por la cubierta- ordenó. -Ni que fuera una esclava- exclamó la esclava Rubia, mientras la antigua prostituta repartía piña colada entre la tropa, eufórica ante la batalla que estaba por comenzar- ¡soy una más entre vosotros! No confundáis los cuidados que os reparto con sumisión. Pues no es esclava la madre.... -Ninguna madre querría que sus hijos resbalaran en una cubierta ensangrentada y murieran tontamente- lady Chodna la acercó un cubo con serrín mientras ella misma comenzaba la tarea. -¡Borough!¡Japi!¡Mamonuth! Iréis juntos. ¡Lord Corba, sir Charles y messieurs D'Orange en otra! -¿Porqué tengo que ir con los caballeros y no con la chusma?- preguntó lord Corba señalando a Japi y Mamonuth -¿Acaso esperáis que se hunda nuestra embarcación? -No caerá esa breva -dijo el Nut…

Gritos prehistóricos

Era julio de 1997, hace unos añitos ya, pero lo recuerdo como si fuese ayer. Acaba de terminar los exámenes de segundo y estaba en Roche, tranquilamente, preparando la barbacoa para comer cuándo una llamada de Lacueva me sacó del paraíso.
-Han salido las notas de Prehistoria II -ah ¿y qué has sacado? -Hemos suspendido -¿Hemos? -Sí, los dos. Tú con un 4’9. Deberías reclamar. Yo lo voy a hacer.
Y siguiendo su consejo, lo hice. Acudí al despacho de Ruiz Mata, cohabitado en aquel tiempo por Ruiz Gil. Y entré en él dispuesto a saber que había ocurrido. Y me lo relató sin problemas:
-Tu examen está para un 4’9 –dijo mientras yo me preguntaba como narices puede estar para un 4’9 y no para un 5 o un simple 4. -¿Y el trabajo?- pregunté en un momento de lucidez pues había sido el primero en entregarlo siguiendo los criterios que él me había dado. -Tu trabajo está fatal, de hecho lo he usado para explicarle a tus compañeros como no debe hacerse. -Lo hice cómo usted me dijo, es más, viene a hablar con u…

En el coche automático.

Fue uno de esos días, pocos, en los que fui a Conil ya caída la noche. Siempre fui foca diurna, lo reconozco y no es que la noche me confundiera, simplemente lo ignoraba todo de ella. Al menos de ese tipo de noche de salidas hasta las bien entrada la madrugada. Pero aquella noche fue una de esas en las que mis grasas acabaron en las carpas conileñas. El suceso que regresa a mi memoria ocurrió llegado ya el momento de volver a nuestras casas. De hecho, el hecho se produjo en nuestra muy amada urbanización. Iba yo en el vehículo conducido por Marcos, convencido de que había cumplido la edad legal de conducción y era el mejor de los conductores de todo el grupo. Y si bien lo segundo era cierto, el tiempo –un año más o menos- me valió para comprobar que lo primero era erróneo.

Pero, como les digo, veníamos de regreso de una noche de juerga y yo, sentado en la parte de atrás, justo tras el conductor, me había quedado dormido. Un badén se encargó de despertarme. O tal vez el ruido de un gol…

Esgrima Tradicional Fortún de Torres

levo años buscando un deporte que me guste. Que impida que lo abandone por aburrimiento y que me aporte algo más que el simple esfuerzo físico. Y ese deporte lo he encontrado de manos de la Sala de Esgrima Fortún de Torres, de Jerez de la Frontera. Fue casi una casualidad lo que me llevó hasta ella, una persona que me dijo ir y al que jamás he visto allí, me puso sobre la pista. Les reconozco que el primer contacto me asustó: cuatro chicos altos, fuertes y de buena planta. Estuve a punto de irme. Luego descubrí aliviado que eran el equipo de voley, creo. Y una vez pasado el primer susto, me encontré con un gran grupo humano, dispuesto a enseñar a un patoso como yo, pero que iban más allá del simple chocar de espadas. También se adentran en ese mundo medieval que es mi mundo, al que adoro y estudio por igual.

Y ese ambiente, relajado, distendido y alejado de la típica visión de un grupo de frikis golpeándose con espadas. Realmente es una gran forma de pasar la tarde de los sábados...

Maria Dueñas

Imagen

La búsqueda (XXIII)

Jarque acudió junto a Echevarri, buscando con la mirada aquello que el vasco le mostraba en las fotos. Y comprendió lo que quería decir. En una esquina del contenedor, oculta en las sombras de las primeras fotos sacadas por la científica, había una mujer maniatada y semi desnuda, aparentemente muerte. Jarque no podía salir de su asombro. Ya había visto a aquella mujer antes. Y también aparecía muerta en sus fotos. Sacó su propia carpeta y comparó las imágenes. No había duda: era la Bienhallada. Los dos policías se miraron. Todo aquello comenzaba a complicarse. “Más”, pensó, Jarque, “desde que acepté este caso todo ha ido de mal en peor. Se suponía que debía descubrir al asesino de una chica, y resulta que murió un par de años antes, cuando comenzó todo mi calvario. Y curiosamente todo me trae al principio: he vuelto al cuerpo, y en un nivel superior. Jamás soñé con saltar a la Interpol, y he pasado de desahuciado a la élite”
-¿En qué estás pensado?-Echevarri le sacó de sus ensoñaciones…

El paraíso gaditano

Imagen
Cuantas veces no habrán dicho los gaditanos, entre los que me incluyo, que Cádiz es el paraíso. Y cuán equivocados estábamos. Cádiz no es el paraíso. Lo siento. No lo es. Y no es que lo diga yo porque sí, que otros más sabios y mejores lo han dicho. Entre ellos el conocidísimo Torquemada, pero no es el santo inquisidor. Ni siquiera su tío, que fuese obispo de nuestra egregia diócesis. No. Ninguno de ellos. Fue el perseguido Antonio Torquemada, en su “Jardín de Flores Curiosas” (1575) quien dejo claro que esto no podía ser el paraíso, pues los evangelios eran claros: a las puertas del paraíso un querubín con un arpa enviaría andanadas de fuego en todas direcciones. Y bien es sabido por todos que las columnas de Hércules, situadas en el Estrecho de Gibraltar, marcaba un fin del mundo que terminaba de ser señalado por el propio Melkart en la famosa estatua dorada que perduro hasta el s. XI vigilando las costas de Cádiz. Decían los marinos que navegaban más allá, que las olas se elevaban …

Los Bravos. Love and sympathy

A las puertas del infierno

La Marabunta navegaba con viento pausado, la vaivén de las olas y guiada por la mano sabia de Marco Antonio, el timonel que bostezaba ante la lentitud de la travesía.
-Esta ballena es demasiado lenta- dijo el italiano- si me dejáis que haga unos retoques lograríamos ganar cuatro nudos por lo menos. Y el viento azotaría vuestros cabellos como nuca. -Claro, lo sabemos –respondió el capitán Fat-, pero por ahora no tenemos más que lo que tenemos. ¿Queda mucho para llegar a la Perro Caliente? -No, no –dijo Vasques- estamos llegando, pronto empezaremos a ver los barcos que la protegen.
El Capitán Fat se acercó a la borda, mirando a la lejanía, mientras sus hombres comenzaban a preparase. Algunos, simplemente, estaban sentado en círculos, apoyados en la pared escuchando las historias de Mamonuth. Las risas se extendían por el barco, con los piratas ansiosos por entrar en combate.
-Cuando huimos de allí, pudimos ver las cañoneras que protegen la fortaleza- Mutambo estaba ajustándose el corpiño y…

NUEVA LIBRERIA

Imagen
ESTAMOS DE ENHORABUENA, UNA NUEVA LIBRERIA SE ABRE HOY EN CÁDIZ Y ESO, EN ESTOS TIEMPOS EN LOS QUE, DICEN, NO SE LEE, SIEMPRE ES UNA BUENA NOTICIA.

ABRIRÁ SUS PUERTA, POR PRIMERA VEZ, A ESO DE LAS 20H.

Ocurrió en el dos

Imagen
Llevaba tiempo sin montarme en el dos, por eso del buen tiempo y los paseos hasta el trabajo. Pero ayer, cansado que estaba, lo cogí para volver a casa a comer. Y, como suele ocurrir a esa hora,  iba lleno de madres con sus retoños recogidos de las guarderías. Dos de ellas, jóvenes aunque no excesivamente, dejaron los carritos a cargo de una señora para ir a pagar el billete ordinario. La señora miraba a los niños, con cara de abuela pero sin serlo. Y, orgullosa de sus nietos reales, comenzó a describir los valores de su familia.
-Tengo dos niños, sabéis- dijo a todos los presentes- el mayor es abogado y trabaja en Madrid en un bufete especializado en casos de conflictos astronómicos. Se ha casado con una niña pija de esas de osea y misa diaria. Demasiado buena, cuatro niños tienen ya, todos guapísimos. Ahora vendrán otra vez, como todos los veranos. Se alquilan un piso y se vienen a la playa. Y el otro es, bueno, es de aquí. Vive en casa, con la novia y dos niñas. Y ahora a la niña m…

Poza de Santa Isabel

Imagen
La poza de Santa Isabel es una depresión submarina situada frente a la playa de la Caseria, en San Fernando y usada en época medieval como fondeadero para navíos. Tiene un diámetro de 300 metros y una profundidad aproximada de 20 mtrs. Su situación ha dado lugar a múltiples teorías que van desde lo natural hasta lo extraterrestre. Entre las más extendidas se encuentra la caída de un meteorito que daría lugar al cráter que se puede observar en las fotografías. Pero eso nos obliga a preguntarnos por la perfección de la circunferencia y, más importante aún, la existencia de las dos “chimeneas” adyacentes. Otras voces hablan de un origen extraterrestre, sobre todo tras el redescubrimiento de la poza (que los pescadores de la zona llamaban, algo así como, la mancha negra) por el ufólogo Jiménez del Oso, quién defendió que Santa Isabel era la entrada a una base subterránea. Normal, digo yo, dónde mejor que en la Bahía de Cádiz para poder espiar a los americanos de Rota. Y otros últimos habl…

Silencios

A veces el silencio se hace a mí alrededor. No sé por qué ocurre, pero pasa. Como si durante unos instantes que se hacen eternos me quedase sordo y ciego. Pero no del todo. El ruido de la ciudad se desvanece y los coches aparecen ausentes en mi retina. El ruido de las motos se torna en canto de pájaros que me obligan a elevar la vista buscándolos entre las frondosas copas de árboles urbanos. Durante un instante creo que soy el último hombre sobre la tierra y, entonces, el rítmico golpe de unos pasos sobre el suelo, me traen a la realidad. Alguien anda tras de mí y me vuelvo con la esperanza vana de encontrar un rostro amigo, para ver como una piña golpea el suelo y rebota contra el acerado vacio.
Y, de pronto, todo vuelve a la normalidad. Los autobuses chirrían sobre los adoquines, la música escapa por la ventana de los coches mientras desesperados conductores blasfeman deseando llegar a casa. Y me descubro rodeado de personas que me miran extrañado, tal vez por haberme detenido en la…

La busqueda (XXII)

-¿Porqué todo el mundo se empeña en insultarme? –dijo Jarque con amargura- Estaba muy tranquila hasta que me ha visto y ya has visto como se ha puesto.
-No es la primera vez- respondió el médico- cada cierto tiempo Eva tiene un ataque parecido. Pero es comprensible. El calvario que vivió esa chiquilla no tiene nombre. Estuvo varios meses encerrada, viendo como sus compañeras morían una a una de inanición, y ella sobrevivió solo Dios sabe por qué.
-Tal vez para ayudarnos con Errante.
-¿Errante?- el médico miró sorprendido a Echevarri- Eva siempre habla de él en sus sueños. Pero lo que dice no es coherente. Parece como si repitiese una conversación con ese otro hombre, y le llama Errante. Le pide que la libere, que deje que la bienhallada siga con vida –Jarque y el vasco se miraron- pero cuándo le preguntamos quién es la bienhallada no responde. Se echa a llorar y dice que es un ángel. Realmente está mal.
-Debemos hablar con ella.

Echevarri se puso de pie repentinamente. Su semblante había …