Ir al contenido principal

En La Marabunta

-Está bien, está bien. No hace falta que insistas, Rubia, tomáremos esas viandas que nos has preparado para cerrar la comida -Fat tenía un trozo de pan de cebada y cacao en la mano, mientras limpiaba las migajas caídas sobre la vieja mesa de cerezo- Vasques, despliega los mapas. Ha llegado la hora de hablar de cosas serias.
-Por fin -dijo Marco Antonio- repartiremos el botín y podremos ir al puerto a buscar algún caballo que comprar.
-No, no, ya repartiremos eso- repuso Fat- ahora hablaremos de la Perro Caliente.
-¡Por fin has decidido asaltar la fortaleza!- exclamó entusiasmado D'Orange.
-¡Eso es!- Borough se mostraba júbilos -¡Ya era hora de acabar con esos perros ingleses!
-Mi friend, are you algún problem with mis compatriotas?
-Cada día entiendo menos a este Charles- Mamonuth puso los pies sobre la mesa y comenzó a rasgar el laúd -escribiré alguna oda sobre la hazaña.
-Están todos locos- susurró Fat, observando como Mutambo comenzaba a hacer malabares con los platos de postre.

Vasques chasqueó la lengua para apartar a lady Chodni y lord Corba y situar los planos sobre la mesa. Los dibujos de Borough mostraban el alzado de la temible fortaleza. Los muros, de 20 metros de altura, se elevaban sobre escarpados acantilados. Contaba la leyenda que ningún hombre había logrado atrasarlos con vida, pero que los cuerpos de los muertos surgían de las profundidades de los pozos.

-Yo escalaré esos muros- dijo entusiasmado Rey, al que todos llamaban Japi- Yo entraré en esa fortaleza.
-Pero, ¿vivo?- preguntó la Rubia subiendo los pantalones a Borough mientras éste se defendía.
-Nadie morirá esta vez- dijo Fat pensando en la última escaramuza y la muerte de los dos queridos perros de la Rubia- Entraremos de otra manera. ¿no habéis pensado en como llegan los muertos al interior de los pozos?
-¡Sus espíritus buscan venganza!
-¡Atraviesan los muros, son fantasmas!
-Le arrastran la aguas- dijo Marco Antonio finalmente.
-¡Bingo!- gritó Fat.
-No me lo creo- dijo Rubia enfadada- muestralo, siempre haces trampa.

Fat la ignoró antes de pedirle a Vasques que explicará lo que sabía. Y esto era mucho. La joven pirata ex puta había estudiado a fondo la fortaleza. Pocos eran los que sabían que junto a su hermana habían mostrado su sapiencia en asuntos de amor entre los muros de la Perro Caliente. En aquellos días fueron muchos los cuerpos aparecidos en los pozos y, asqueadas de tanto hedor a muerte, ambas mujeres decidieron deshacer el entuerto. Mutambo bajó a los pozo en una noche de luna llena y marea vacía y descubrió la puerta a los infiernos.

-Esa misma puerta -concluyó Fat- que abriremos nosotros mañana.
-¡oju con my God!

Comentarios

Natalia ha dicho que…
jajajaajaaaa, ajú con dioh mioh!!
Marcos A. ha dicho que…
ssiii eso mismo iba a poner yoo ajú con diohh miohhh!! javi eres un crack dentro de na lost va se pecata minutaa!!!

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Sin comentarios

En este blog no se come por comentario, de hecho eres libre de expresar lo que quieras y opinar lo que quieras mientras no insultes a nadie que no sea yo. Y, quizá, algunos os preguntéis a que viene esto cuando precisamente no son muchos los comentarios que se leen en estas páginas. Y es que no hace referencia a este rincón, sino a esos otros en los que los comentarios son censurados por llevar la contraria al dueño del garito, mientras se permiten insultos fáciles a cualquiera que pase.
Por aquí pueden pasar, comentar si lo desean o no hacerlo si es lo que prefieren. No importa. Lo único que importa es mantener la libertad de expresión en esta red de redes que nos une a lo largo del planeta. Aquí y en todos los demás lugares es nuestro deber defenderla.