África


África es vida. Gente. Color. Sensaciones. En África el tiempo se detiene para avanzar a su propio ritmo. El ritmo de la naturaleza que avanza a paso lento. África es el corazón del mundo. Su riqueza nos enriquece y, a la vez, nos envilece. Garrapatas que se agarran a su negra piel para chupar su sangre hasta derramarla en ríos que surcan las sabanas al son de los disparos de niños soldados. Años de explotación que continúan ante la mirada permisiva del occidental. Nosotros matamos África. Cerramos nuestras puertas a sus hijos, robamos sus tesoros menos ocultos. Acabamos con la vida de sus niños.

Hoy el día de África, y debe ser el momento de pararse y reflexionar en todo el daño que provocamos para conseguir nuestra egoísta sociedad del bienestar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera