En pocas palabras



LO BUENO DE MORIRSE ES QUE, EL DESPUÉS, SIEMPRE SORPRENDE

R.I.P.



(La vida sigue, sonríe a la muerte para que te sea benévola)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera