Con mono

Definitivamente soy un gordo atípico, digo, un gaditano distinto. Y es que, en estos días festivo-carnavalescos que se viven en Cádiz, me he dado cuenta de que hay un mal que afecta a mi vida. Porque, saben, en estos días solo trabajo de mañana, por eso de que estamos en fiestas, y resulta que en vez de disfrutar de las tardes me he aburrido. He echado de menos volver por las tardes a la biblioteca y pasar las horas entre mis libros, que ya son míos como su custodio que soy. ¡Tengo mono de trabajo! y eso debe ser grave. Mucho. Pues lo normal sería que no quisiera volver al trabajo...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera