Yo soy Julián Muñoz

Definitivamente no puedo ser político. Sería, sin lugar a dudas, un Julián Muñoz con más clase y mejor gusto. Pero Julián Muñoz al fin y al cabo. Y se preguntaran porque lo sé. Pues lo sé y punto pero, además, este fin de semana se ha demostrado. Déjenme que les cuente un suceso acaecido en otras tierras, las onubenses, en esa sierra que todos deberían conocer, palpar, olfatear y saborear. Allí, donde mis 30 años han pasado a ser 31, se confirmó una verdad palpable: si fuera político sería corrupto. Me dejaría comprar y lo haría por poco. Por muy poco. Por unas cervezas, algo de carne y un poco de hielo. Eso bastaría. Lo demostró mi amigo Lacueva, rápido y avizor cuando, casualidades de la vida, nos encontramos en el mismo bar, del mismo pueblo, en el mismo fin de semana. Y, ya en la barra, después de los consabidos saludos preguntó:

-¿Qué haces aquí?
-A ver si me venden huevos, que acabamos de llegar y está todo cerrado. Vamos, que cerveza sí, pero cena no tenemos. Oiga, disculpe –le dije al camarero- ¿tendría unos huevos que dejarme?
-Voy a ver- y se fue para volver-No, no tengo.
-¡oh!, que lastima, a ver que cenamos entonces.
-Si quieres unas raciones te las puedes llevar.
-Ponnos unas cervezas mientras se lo piensa-dijo Lacueva
-¿Tu has venido por aquí antes, verdad?- el camarero nos servía las cervezas.
-No, que va- respondí sin mentir.
-Pues yo te conozco de algo. ¿Eres de Sevilla?
-De Cádiz
-Te he visto en la prensa… seguro que ha sido en la prensa
-Claro… si es un alto cargo de la Junta

Los ojos se me salieron de sus cuencas al escuchar a Lacueva tal afirmación. Pero no lo negué, me quedé perplejo y hasta patidifuso. Pero me quedé. Con las manos en las raciones que ya me llevaba y el dinero para pagarlo en la cartera.

Por supuesto, mis amigos que esperaban en casa, celebraron la chanza y hazaña. Y yo quedé con cara de ser Julián Muñoz y una pegatina en la frente que lo confirmaba.

Comentarios

Natalia ha dicho que…
ja ja ja

maginífico!
y puedo corroborar tal afirmación, mi querido alto cargo de la Junta...
Cathan Dursselev ha dicho que…
Sí, verdad, soy un corrupto que me dejo vender un poco de hielo... jajaja

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera