Y el mundo cambió

Hoy es un día grande. Un día de esos que pasan a la Historia de la Humanidad. Porque tal día como hoy hace 31 años se produjo un hecho que cambio los tiempos para siempre. Dentro de miles de años se hablará de aquel 6 de diciembre de 1978 como el cambio de una era. Una buena nueva que irremediable e irreversiblemente trajo a la Humanidad el bien y la prosperidad. Y, cuyas consecuencias, se mantienen hoy vivas entre nosotros. Dios y yo deseamos que así siga durante muchos años.

Un día grande, sin duda, un día para festejar como todos hacen. Saliendo con los amigos, con la familia, perdonando a los enemigos con amnistías generales. Porque tal día como hoy nació la salvación de los hombres: YO

(Gracias a todos los que os habéis acordado de mí y perdonar que no lo haga en "directo", pero ando lejos de ordenadores y papeles)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera