Maldita sea, Jarque y Echevarri han sufrido un pequeño altercado literario y sus aventuras han acabado en una papelera de reciclaje... menos mal que mi mente perturbada mantiene viva la historia. Esta tarde seguira. Y perdón a los que sé que entrais los martes a primera hora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera