Juguetes de Dios

Rosario Troncoso juega con las palabras como un titiritero con sus marionetas. Mueve cada hilo y con cada hilo levanta un sentimiento nuevo. Cada hilo, un verso, cada verso un pensamiento. Jugando con juguetes rotos que convierte palabras nuevas. Diosa dispuesta a mover los hilos de los lectores, pasando página a página por sus perseverantes palabras. Palabras de mujer luchadora. De mujer ilusionada. De mujer aferrada a la vida. Mujer que te aferra a sus versos, como la marioneta se aferra a sus hilos para cobrar vida.

Juguetes de Dios, de Rosario Troncoso, es el tercer libro de poemas de esta poeta puertorrealeña que ha empujado a otros a embarcarse en su loco proyector por y para la poesía. Y lo hace de la mano de La Compañía de Versos Anónimos, editorial granadina que nace de los sueños poéticos de otro gaditano: Victor Alija.

Una doble enhorabuena que se convierte en mayor al ver el estado del salón de actos de Tele Puerto lleno a rebosar. Un éxito que demuestra que la poesía, cuando es buena como es el caso, deja de ser minoritaria. Y no puede ser de otra forma. Las letras de Rosario Troncoso deben estar presentes en nuestras estanterías. En esa presencia podremos observar la evolución vital de Rosario, desde sus Huir de los domingos, hasta estos Juguetes de Dios. Una madurez personal que se deja ver en su letras, que le aleja de sus propios perros de presa que le perseguían para morderle los tobillos, para colocarla en un lugar propio, en el que merece estar por su constancia, su ilusión, su trabajo y, sobre todo, por sus letras.

Comentarios

Francisco ha dicho que…
Menos mal que nos conocemos en persona, con esto del Facebook todos nos conocemos sin conocernos (valga la redundancia).
Cathan Dursselev ha dicho que…
Pues sí, ya era hora. Que te conocía de oídas y "leídas" desde hace tiempo.

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón