Ausencias propias


Extraño mi ser. Me miró desde la lejanía “yo soy aquel” pienso “pero no estoy en él”. Mi alma vaga lejana en el tiempo, en el espacio. Un globo a la deriva. Perdido en la inmensidad del cielo vivo. Buscando desde la infinita libertad del aire un lugar en el que posarse. En el que tocar tierra. En el que sentir la arena entre los dedos. Volar buscando el ser que vaga entre las sombras. Sabiendo que escondido en la perversa oscuridad se oculta quien ocupa tu lugar.

Yo no soy aquel, pero estoy en él

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera