SIEMBRA UN CLIMA DE JUSTICIA






La campaña “Desarrollo y Justicia Climática”, desarrollada por Manos Unidas, surge desde la red internacional CIDSE, con el objetivo de que todas las organizaciones que pertenecemos a la red podamos trabajar de manera articulada en una inciativa común, con la pretensión de sensibilizar a nuestras poblaciones e incidir en las políticas nacionales y de la Unión Europea en torno al cambio climático y en las discusiones en el ámbito de la ONU sobre el nuevo protocolo post-Kyoto a partir de 2012. Todo ello a partir de nuestra experiencia de trabajo con el Sur y nuestra base social.




LA RELACIÓN ENTRE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA LUCHA
CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA





Más allá de estos focos de discusión y de disenso entre la comunidad científica y los líderes mundiales, hoy se puede afirmar, sin ningún género de duda, que estamos ante un cambio climático producido por la actividad humana, con una serie de evidencias científicas y de implicaciones contrastadas. He aquí las más importantes:
  • Calentamiento Global. Desde 1850, en once de los doce últimos años se han registrado las temperaturas más altas en la superficie del planeta. En el siglo XX la temperatura media mundial aumento en 0.76°C.

  • La atmósfera contiene más dióxido de carbono. El CO2 es el principal gas responsable del cambio climático, y su concentración en la atmósfera ha aumentado de 278 partes por millón, antes de la era industrial, a 379 ppm.

  • Estrés hídrico. Desde los años 70 se han observado en muchas regiones seguías más intensas y prolongadas, especialmente en el Sahel, el Mediterráneo, África meridional y partes de Asia meridional.

  • Aumento del nivel del mar. El aumento del nivel del mar es un dato cierto y seguro. Se calcula que en el s.XX el aumento total fue de 0.17 metros. Las observaciones geológicas indican que el aumento del nivel del mar en los últimos 2000 años fue mucho menor.

  • Los glaciares se derriten y hay menos nieve. La extensión máxima de tierra congelada en invierno / primavera ha disminuido un 7% en el hemisferio norte desde 1900. Los glaciares de montaña y la cubierta de nieve han disminuido en ambos hemisferios, y han contribuido a un aumento del nivel del mar de 0,77 mm. por año entre 1993 y 2003.

  • El Ártico se calienta. Las temperaturas medias del Ártico prácticamente se duplicaron en los últimos 100 años. Desde 1978 la extensión media del Océano Ártico se ha reducido en 2,7% por decenio.
En resumen, el cambio climático puede considerarse una de las mayores amenazas del siglo XXI, con consecuencias económicas, sociales y naturales de gran magnitud. Si bien el clima ha variado siempre, el actual proceso de calentamiento global provocado por la acción humana puede llevarnos, si no hacemos nada para evitarlo, a un crecimiento exponencial del problema, con consecuencias impensables y posiblemente irreparables para el entorno y para la humanidad.





¿POR QUÉ EL CAMBIO CLIMÁTICO SE HA CONVERTIDO
PARA MANOS UNIDAS EN UN TEMA RELEVANTE?





No somos una organización ecologista y no tenemos tradición de trabajo en cuestiones ambientales ¿por qué entonces Manos Unidas se plantea una campaña para luchar contra el cambio climático?

El cambio climático incide de manera especial en los países más pobres del mundo y en los pueblos más vulnerables. No fueron ellos los que causaron el problema, pero sí son quienes más lo resienten, y son los que cuentan con menos recursos para adaptarse a esta nueva situación. Desde esta perspectiva, el cambio climático genera una “injusticia climática”: mientras los países y las sociedades más ricas (y al mismo tiempo más contaminantes) viven ostentosamente, utilizan sin medida los recursos naturales y cuentan con medios y tecnología para afrontar las nuevas circunstancias producidas por el calentamiento global, son precisamente los países y pueblos más pobres los que sufren con mayor agresividad las consecuencias del cambio climático y los que cuentan con menos recursos económicos y tecnológicos para afrontar estos cambios.

Si creemos que los países pobres tienen derecho al desarrollo y al bienestar, esta creencia pasa por asumir el cambio climático como un problema vinculado al desarrollo, y por cuestionarnos nuestros modelos de vida en las sociedades ricas.

Este es el sentido y la dirección de nuestra campaña “Desarrollo y Justicia Climática”





¿QUÉ MENSAJE QUEREMOS TRANSMITIR?





Manos Unidas, con su campaña “Desarrollo y Justicia Climática”, pretende, en primer lugar, sensibilizar a la sociedad española sobre la realidad del cambio climático y sus implicaciones para el desarrollo en los países del Sur.

En segundo lugar queremos incidir en las políticas del gobierno relacionadas con el cambio climático y, más específicamente, en el proceso de negociaciones que actualmente se llevan a cabo en el marco de la ONU para lograr un nuevo acuerdo que sustituya al protocolo de Kyoto, a partir del 2012.

Para transmitir este mensaje, nos unimos a todas las organizaciones de CIDSE que desarrollan esta misma campaña en otros países de Europa, promoviendo la incorporación en el proceso de negociación para Copenhague (diciembre 2009) de los siguientes puntos básicos de nuestro posicionamiento:

1 Reconocemos y trabajamos por el derecho a un desarrollo sostenible de los pueblos de los países en desarrollo.

2 Exigimos que se garanticen los apoyos suficientes (con recursos y tecnología) para que los países en desarrollo consigan adaptarse con éxito a los impactos del cambio climático.

3 Nos sumamos al objetivo de lograr una disminución de entre el 30 y el 40% en la emisión de gases efecto invernadero para 2020, en relación a los niveles de 1990.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera