El harem

Vaya por mí. Estoy preocupado, mucho. Demasiado. Corren rumores de que tengo novia y hasta esposa. Yo, soltero por convicción y obligación. Por convicción porque no creo encontrar mi media sandia entre los mortales inferiores que pululan en mi entorno. Por obligación porque me debo a mis fieles y leales seguidores. Súbditos y creyentes de mi divinidad extrema que comprenden que yo, en mi divina existencia, me encuentro muy por encima de lo que en sus miseras vidas mortales podrían alcanzar.

Pero corren rumores, inciertos todos, de haber creado un harem en mi entorno. Pues no solo una, sino hasta tres son acusadas de cometer el pecaminoso acto del matrimonio con su dios, yo. Y claro, como mi divina presencia eclipsa a los de mi entorno, son muchos, algunos sin llegar a conocerme los que dicen, “si, si, le he visto con su novia, rubita, muy mona”. Señores, seamos serios. Siempre preferí a las morenas. Y la rubita muy mona, además de prima putativa de esta divinidad, es algo más que amiga de uno de mis compañeros en el Monte Saphon (el Olimpo ugaritico que ahora, por mor del cine, se convierte en rascacielos estadounidense).

Y las otras dos, morenas ellas, son amigas bien amadas de este que es dios antes que gordo. Lastima que en este mundo de supuestas igualdades aquellos que dicen no creer en mí, y sí en el progreso, no conciban amistad entre personas de diferente sexo. Y lo acepto. Pero debieran de pensar que yo, en mi exquisita divinidad, me encuentro por encima de insignificantes diferencias corporales ¿qué dios sería si sólo observase aquella cascara creada para ocultar la verdad?

No, mis amados fieles. No hay novia ni esposa ni harem que se precie ni aprecie. Unicamente ojos que miran sin saber. Palabras que se dicen sin conocer. Y ganas, muchas ganas, de que este dios traiga al mundo un hijo que dé su vida por todos.... pero está el mundo como para traer un héroe sólo medio inmortal.

Comentarios

Natalia ha dicho que…
me encanta esta entrada...
Cathan Dursselev ha dicho que…
claro, porque tu eres una de mis supuestas esposas... ¿o no has visto un rostro que, de vez en cuando, introduce su nariz en tu local?

Y no diga usted nombres....
MARCOS A. ha dicho que…
muy buena javi es genial eres un artista!
Tio Matt ha dicho que…
Bueno bueno mamona....no te quejes de este bulo...que después de aquella vez que nos dijiste a todos que te casabas de penalty....¿que más quieres cohone? :-)
Ico ha dicho que…
Me gusta tu estilo entre el sarcasmo y la tu autocrítica, indica inteligencia y humor.. dos características que hacen a un hombre atractivo aunque esté gordo..
Cathan Dursselev ha dicho que…
¿me has llamado gordo? ¿en mi casa? ¡Eh!, ¡Eh!....


jejeje... gracias por tu palabras Ico.

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera