Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009

Pajaritos

Se acerca Hallowen, americanada donde las haya que lleva a los españolitos de a píe a disfrazarse como si se tratase de Carnavales –para eso ya tenemos nosotros nuestra gran fiesta pagana- y a desobedecer a nuestros papases pidiéndole caramelos a los desconocidos. Pero, saben, una fiesta tan feliz y hermosa como es la celebración de la muerte (¿qué sería de nosotros sin la Bella Señora?) tiene también en nuestra tierra hispánica sus propias celebraciones. Y una de ellas es la de “los pajaritos” arraigada en Conil de la Frontera no sé sabe muy bien porqué. En esa noche de meigas y muertos andantes, los bosques conileños se llenan de jóvenes y no tan jóvenes dispuestos a disfrutar de la primera noche de noviembre. Tiendas de campañas, sacos de dormir y risas iluminan la oscuridad reinante. En tiempos, esa noche los hombres jóvenes cazaban pajarillos, hoy los pájaros disfrutan de su libertad, mientras el alcohol corre por el manto aun verde y húmedo de los pinares.

Hace muchos años que y…

Proyectos de capacitación

Haber acudido con Manos Unidas a la India me ha permitido visitar lugares donde jamás hubiera llegado solo. Y lugares donde, incluso, no habría podido salir entero. La India es un lugar de desigualdades tremendas, donde un 10% de la población es inmensamente rica, y el resto, inmensamente pobre. Y es aquí, entre la gente “pobre” donde encuentras más riquezas. Riqueza en las personas que luchan por salir adelante en un mundo donde prima el hoy. Pero sólo el hoy. Donde las construcciones no se hacen para durar y la vida no dura más de lo necesario. Y lo necesario es muy poco. Pero entre ese poco aparece gente que da mucho.

He tenido la inmensa fortuna de visitar proyectos de capacitación, siempre destinados a mujeres, verdadero motor del progreso y el desarrollo. Y como esas mujeres, de toda religión y condición, han logrado sacar adelante sus familias, sus casas, y sus pueblos. Mujeres que se han agrupado y que se forman unas a otras. En las cuatro reglas básicas, pero también en la fo…

En pocas palabras

"No hay cabalgada sin sangre como no hay plato sin salsa"




Eduardo de Woodstock (El Príncipe Negro) durante un ataque relámpago en Francia (1355) tras la petición de clemencia de una familia campesina.

El harem

Vaya por mí. Estoy preocupado, mucho. Demasiado. Corren rumores de que tengo novia y hasta esposa. Yo, soltero por convicción y obligación. Por convicción porque no creo encontrar mi media sandia entre los mortales inferiores que pululan en mi entorno. Por obligación porque me debo a mis fieles y leales seguidores. Súbditos y creyentes de mi divinidad extrema que comprenden que yo, en mi divina existencia, me encuentro muy por encima de lo que en sus miseras vidas mortales podrían alcanzar.

Pero corren rumores, inciertos todos, de haber creado un harem en mi entorno. Pues no solo una, sino hasta tres son acusadas de cometer el pecaminoso acto del matrimonio con su dios, yo. Y claro, como mi divina presencia eclipsa a los de mi entorno, son muchos, algunos sin llegar a conocerme los que dicen, “si, si, le he visto con su novia, rubita, muy mona”. Señores, seamos serios. Siempre preferí a las morenas. Y la rubita muy mona, además de prima putativa de esta divinidad, es algo más que amiga…

La búsqueda II

Jarque se sentó en el alfeice de la ventana, viendo como el semáforo de la calle se ponía en rojo una vez tras otra. Se frotó los ojos con la mano libre, mientras sacudía la ceniza del cigarrillo. Llevaba casi cuatro horas leyendo la información enviada por el abogado. Le lloraban los ojos y le dolía la cabeza. Seguía sin comprender porque su cliente había decidido contratarlo a él. Sí la chica había sido secuestrada en El Salvador y su cuerpo había aparecido en Tokio ¿porqué buscarlo a él en España? Decidió que aquel debía ser su punto de salida. Descubrir que se escondía aquí para que le hubieran buscado.

Volvió a los papeles. Leyendo la información que había sobre la chica y sólo una cosa le llamó la atención. Se repetía un nombre, una y otra vez: Paco Errante. Lo subrayó con lápiz. Aquel Paco debía ser alguien importante en la vida de la difunta y el nombre era poco común. Incluso en España donde sería mucho más complicado dar con alguien llamado Francisco, y no le cabía duda de qu…

Los palillos

Salimos, todos juntos, como casi siempre. El Hetero venía con nosotros. Siempre al frente del grupo. Líder y señor con sus ademanes refinados y su sonrisa eterna. María se había abrazado a mí, cogiéndome del brazo y susurrándome al oído que el Hetero estaba raro. Y era cierto, venía “acelerado” sus refinados ademanes convertidos en una cruel burla de él mismo.

-Venga, vamos. La fiesta nos esperaaa, ah- me dijo haciendo chasquear los dedos.
-¿esto es nuevo?- le dije entre risas.

Y lo era. El Hetero estaba como un niño con zapatos nuevos. Y, a cada rato, chasqueaba los dedos. En la barra, llamando al camarero para que le diera una nueva cerveza. En el centro del pub, mientras bailaba contoneándose al son de la música y las carcajadas generales. Cada vez que se acercaba, con su sonrisa perfecta y su aire de suficiencia a cualquiera de las muchas chicas que poblaban el local. Y nosotros le seguíamos con la mirada, hasta que sus ojos vidriosos nos indicaron que poco más se podía seguir.

En aqu…

El brigadier Gerard

Ese maldito francés de Etiend Gerard se hace querer. El arrogante joven oficial de los ejércitos napoleónicos tan seguro de si mismo que es capaz de vencer a la plana mayor de los ejércitos ingleses en España en la caza del zorro. Pero como no encariñarse con ese maldito gabacho que es capaz de dejarse cortar una oreja por el amor de una mujer. Y quién no ha soñado tener una vida de aventuras por todo el mundo conocido, llegando a ser reconocido, querido y temido en partes iguales. El brigadier Gerard, nacido de la pluma del genial Doyle, nos lleva de aventura en aventura por los diferentes frentes napoleónicos. Tan valiente como ingenuo, la sonrisa viene a los labios del lector como una constante obligada al paso de cada página.

Las dos breves novelas, recopilación de los textos que Doyle publicase en prensa y que recopilase bajo los nombres de Las hazañas del Brigadier Gerard (1896) y Las aventuras del Brigadier Gerard (1903), son dos de esas pequeñas joyas que cualquier amante de l…

VI El descubrimiento

Joan se frenó en seco. Observando a su amigo. No había caído en la cuenta de la transformación del chico hasta que la mirada de sus padres le mostraron la sorpresa por lo ocurrido. Jaume siempre había sido un chico delgaducho, blanquecino. El penúltimo al que elegir para formar equipo en cualquier juego, menos en el rol. Allí, Jaume, siempre encontraba compañeros prestos a formar grupos de combate. Lo observó con ojo critico, y vio como su amigo se había transformado sutilmente. Notó como se le tensaban los brazos al correr por la playa y la agilidad con la que saltó una piedra, justo en el momento en el que tropezaba y caía. Annet se paró, mostrándole la mano para ayudarlo a levantarse, con Ranye colocado sobre ellos, protegiendoles de cualquier posible ataque, mientras sus padres suspiraban aliviados al ver que la torpeza de Joan seguía patente y que el enorme animal se mostraba paternalista con Joan.

-¿Qué ha pasado?¿porqué no habéis venido a casa? Estábamos preocupados. Ninguno de …

Presentación de Libro

Anoche se presentó en Cádiz el libro "Marginados, Disidentes y Olvidados en la Historia", que aparece bajo la coordinación de dos compañeros de Ubi Sunt?, pero que hago mío por dos grandes razones: primero porque uno de los capítulos (el dedicado a Juan Sánchez de Cádiz y su hijo Antón Bernal) es de mi autoría.

Y segundo porque la maquetación del mismo ha sido realizadas por mí. Como no me importa ni el reconocimiento ni el rédito que tal acción pueda conllevar, no se si quiera si aparece en los créditos del libro tal labor. Pero, por una vez, me ha apetecido poner cada cosa en su sitio y, al menos en esta mi casa, patalear por lo que es justo y mío.

Comunicación

Esta tarde, a las 16h un servidor de ustedes, presentará en el VIII Congreso Mulitidisciplinar UBI SUNT? "Heroes y Villanos en la Historia", la comunicación "Eduardo de Woodstock, un Lancelot en la corte de Pedro el Cruel"

Si van, nos veremos allí, hablando del Príncipe Negro y de los reyes castellanos.

Estoy aquí

Estoy aquí. De píe. Ante tí. Mirandote a los ojos. Dejando que mi aliento recorra la distancia hasta tu cuerpo.

Estoy aquí, de píe, ante tí. Invisible a tus ojos. A tus sentidos. A tus sueños.

Estoy aquí. Pero no me quieres ver. Sabiendo que me ves.

Jarque

Sentado silencioso en la desvencijada silla miraba por la ventana mientras golpeaba la mesa con el lápiz, siguiendo el ritmo constante del tic tac del reloj. Esperaba ansioso una llamada que no terminaba de llegar. Se levantó y caminó por la pequeña sala. Apartando las sillas al otro lado del escritorio, para volver a colocarlas en su sitio. Se sentó en el pequeño sofá que usaba para dormir aquellas noches que debía quedarse en el despacho. Nadie le esperaba en casa. Su vida se reducía a aquel pequeño despacho y los escasos casos que le llegaban. Desde los trágicos sucesos de tres años antes su vida había cambiado. Había tenido que dejar la policía y su esposa le había dejado, llevándose con ella a sus dos hijos. Desde entonces su vida había ido cayendo en picado en un pozo sin fondo. Pequeños casos de maridos celosos, la búsqueda de algún que otro animal de compañía que se había perdido y un par de niñas fugadas de su casa en una noche de borrachera. Pero dos días antes su suerte par…

Andhra Prades

Sin lugar a dudas, al hablar de Andhra Pradesh hay que hablar de ojos. Del Tercer Ojo que llama a la sabiduría, pero también de los ojos que miran. Y de las miradas que se reflejan en ellos. Miradas de muchos tipos. De sorpresa, algunas, al verte pasar entre ellos, occidental donde jamás otro que no fuese misionero llegó. Sorpresa en los ojos de los niños, asustados ante algo que desconocen. Alegría y orgullo por recibirte en tu casa y poder compartir lo poco que tienen. Gratitud por haber ido hasta allí, a conocerlos y decirles “yo soy uno de esos que colaboran con vosotros” Miradas de añoranza por lo perdido o lo nunca tenido. Miradas de miedo, de tristeza, de amargura, de amor, de felicidad. Miradas en ojos oscuros como la piel.

Y de todas esas miradas, dos se me clavan en el alma hasta hacerla jirones, y luego lanza cada jirón al viento para dejarla volar entre la inmundicia y la miseria. La mirada de la princesa de la calle. Negras pupilas sobre blanco fondo y piel negra. Es guapa…

John Lee Hooker

Bueno, ya que yo no puedo disfrutar con ella estos días, os dejo mas música. Debería llamar a esta semana "10 días de música".... mmmmm mañana colgaré algo indio..

La fiesta de Orfeo

A estas alturas, La Fiesta de Orfeo, novela de ese bloguero vecino que es Javier Márquez, ya debe estar disponible en las librerías y yo deseo de hacerme con ella a la vuelta de mi viaje. Mientras tanto, y antes de poder decirles que me parece la obra -sin duda magnifica- les dejo el trailer promocional que pueden encontrar en su web. ¿No me dirán que tiene mala pinta?


Presentación revista 24

El juego de la silla

La música ha comenzado a sonar. Fito y su “Por la boca vive el pez”. Comienza el baile, y los bailarines giran entorno a la silla vacía. Para la música, nadie se sienta. Se levanta alguien. Vuelve a sonar la música. Todos giran otra vez. El hombre mayor que sonríe amable y divertido. La chica joven, morena, delgada y guapa. Viste vaqueros y una camiseta roja. También sonríe escuchando su música en el ipod. La mujer madura, que arrastra su carrito de la compra. Las dos francesas, que acaban de llegar al juego. Miran divertidas, sin entender. Todos al rededor de la silla vacía. Llega otro hombre mayor, con muleta. Mira la silla, pero no se sienta. El escalón sobre el que está no se lo permite. Pasa a mi lado mirando un sitio ocupado, esperando que la música vuelva a sonar. Pero el chico joven que está sentado no se levanta. Mira amenazador el azul cartel que hay bajo el asa. Mira al hombre, divertido. Sigue sonando la música. El asiento sigue libre. La francesa, se sienta. La mujer de…

Al final del día

Los ojos llorosos ante la pantalla del ordenador. Esperando la hora de acostarse. Rostro cansino. Cansado. Exasperado con un día que no acaba. La ventana se mueve por el viento de fuera. Apaga el ordenador. Camina tranquilo, con adormilado paso, hasta cerrarla. Mira el reflejo inexistente del cristal. No encuentra brillo en la mirada cansada. Un día más.

Modelo para mi elegía funeraria

Saben, hoy, justo hoy, salgo para la India, a la provincia de Andhra Pradesh, a visitar proyectos de Manos Unidas. Pero me encuentro ante un grave aprieto y es que muchos de mis amigos, familiares y hasta conocidos, temen por mi vuelta. No importa que les asegure que no ocurrirá nada. Que ningún mal acecha a las personas de bien. Y menos a mí. Aún menos allí. En una tierra donde las vacas son consideradas animales sagrados ¿que fiel creyente pondría su dedo sobre mí? ¿Acaso -quitando las manchas que no recorren mi cuerpo- no podría ser una divina representación de esas lecheras diosas hecha hombre?

Pero como veo como que los miedos sobre mi futurible muerte continúan a mi alrededor y que incluso se me quiso organizar una fiesta de despedida en la noche de ayer, me veo obligado a realizar algo que no desearía hacer. Pero lo haré. Este es el modelo de elegía que deseo para mi funeral:



"Graham Chapman, coautor del Sketch de “El Loro Muerto”, ya no existe.Ha dejado de ser, ha pasado a …

El osezno

El osezno dormía tranquilamente, con los brazos y piernas abiertas, dejado caer sobre el suave pelaje de su espalda. Cada noche, se acercaba hasta el otro y unía su calor al de él, reflejando la luz en sus oscuros ojos negros. Cada noche durante muchas noches, el osezno y su acompañante dormían tranquilos. Pacíficamente en aquella cueva imaginaria que era cuarto de blancas paredes. Y, cada día, cuando el sol entraba por las ranuras de la abertura, el acompañante se levantaba y se iba, despidiéndose del osezno hasta la noche.

Pero aquel día, durante el día, algo ocurrió. El osezno llegó hasta la abierta abertura que daba al mundo real. Tal vez alguien le empujará a mirar por la ventana al exterior. Y allí se encontró con él. Grande y fiero, mostraba sus blancos colmillos. Erizando el negro pelaje. Con sus ojos vivos concentrados en los oscuros ojos negros del osezno. Se abalanzó sobre él, lo tomó entre sus fauces y corrió hasta su escondrijo.

El acompañante llegó a la noche y no lo encon…

Gran Ganga

Esto es un homenaje a los "Camisas Viejas" de Ubi Sunt?... otro día colgaré la versión de Manolot y Santón, que supera al original.



Vivo en continua temporada de rebajas
sexo lujo y paranoias
ese ha sido mi destino
¿quién soy yo y adónde voy?
¿quién es él y adónde va?
¿de dónde vengo? ¿qué planes tengo?
¿de dónde viene y qué planes tiene?

Gran ganga gran ganga
soy de Teheran.
Gran ganga gran ganga
él es de Teheran
Calamares por aquí
boquerones por allá.

Mi vida es puro vicio
y esto me saca de quicio
y asi voy y vengo
y por el camino me entretengo
muestrate ya
estoy aqui
muestrate ya
él está aquí
te estoy buscando
buscame a mí
te está buscando
buscale a él.

Gran ganga gran ganga
soy de Teheran.
Gran ganga gran ganga
él es de Teheran.
Calamares por aquí
boquerones por allá.

Lo que no da un polvo
tú sabes bien que es un estorbo
¿quién soy yo y adónde voy?
¿quién es el y adónde va?
¿de dónde vengo, qué planes tengo?
¿de dónde viene y qué planes tiene?

Gran ganga, gran ganga
soy de Teheran.
Gran ganga gran ganga
él es d…

SIEMBRA UN CLIMA DE JUSTICIA

La campaña “Desarrollo y Justicia Climática”, desarrollada por Manos Unidas, surge desde la red internacional CIDSE, con el objetivo de que todas las organizaciones que pertenecemos a la red podamos trabajar de manera articulada en una inciativa común, con la pretensión de sensibilizar a nuestras poblaciones e incidir en las políticas nacionales y de la Unión Europea en torno al cambio climático y en las discusiones en el ámbito de la ONU sobre el nuevo protocolo post-Kyoto a partir de 2012. Todo ello a partir de nuestra experiencia de trabajo con el Sur y nuestra base social.




LA RELACIÓN ENTRE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA LUCHA
CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA




Más allá de estos focos de discusión y de disenso entre la comunidad científica y los líderes mundiales, hoy se puede afirmar, sin ningún género de duda, que estamos ante un cambio climático producido por la actividad humana, con una serie de evidencias científicas y de implicaciones contrastadas. He aquí las más importantes: Calentamient…

Un día de esos

Saben esos días que de lo único que tienen ganas es de estar sentado en el sofá, viendo en la televisión cualquier programa sin profundidad, dejando de lado los libros, el ordenador, y todo lo demás. Pues ayer fue uno de esos. Desgraciadamente no pude hacer todo lo que hubiera querido y hoy tampoco podré. Cosas de la vida y de las ocupaciones que te pone en el camino. Y en ese camino, lo cierto, es que no tenía ganas de escribir. Pero luego pensé ¡eh!, oye, que cada día hablas con los que comenten el error de pasar por tu blog. Algunos incluso te contestan. Debes pasar. Y, en ese preciso instante, me di cuenta de que este blog se ha convertido en una obsesión, en un pequeño vicio que me acompaña en mi vivir. En una extraña forma de droga -legal- que me mantiene despierto hasta que la entrada del día está colocada.

Y estos días, en los que he estado -y estoy- metido en terminar de perfilar la novela y dándole vueltas a un nombre que, no sé porqué, me devuelve al título otorgado por su C…

El secreto de sus ojos

Ayer fui al cine con los amigos. La excusa era ver a Javi Godino en pantalla grande, pero sabiendo que, por encima de todo, ibamos a ver una película de Campanella. Cine argentino, podría pensar alguno. Estando en la cartelera Malditos Bastardos, a quien se le ocurre ir a ver “esa” película. Lamentablemente fuimos poco los que estabamos, abarrotando la sala con nuestra presencia. Nueve personas haciendo frente al gran gigante de Tarantino. Pero nueve personas que pudimos disfrutar de una película magnifica donde destaca por encima de todo la magistral interpretación de Guillermo Francella, en el papel del compañero de Benjamín Espósito (Ricardo Darín) al frente de una investigación criminal.

Y es que la película juega con el humor y el drama. Desde el primer momento en que Espósito comienza a recordad la historia que desea narrar en su novela te ves obligado a seguirle. Hasta el sorprendente final, casí dos horas después de comenzar está tragicomedia de suspense. Sentado en el sillón,…