Walabdul Cala Calladi

Todos hemos cometido locuras, algunos más que otros. Pero cuando las locuras juveniles caen en manos de gente con un poco de arte, surgen cosas como ésta. Y lo hacen 15 años después. Un homenaje a todos ellos, que demuestra que, como los mosqueteros, y los buitres, también nosotros íbamos todos a una.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera