Pudo

A veces, solo a veces, vuelve el dolor por lo que pudo haber sido. Por lo que debería ser. Por lo que, tal vez nunca sea. Y, sin embargo, merecería serlo.

Putos miedos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera