La camisa del moro

En la sierra de Cádiz, en la población de San José del Valle, se encuentra el castillo de Gigonza o Baños de Gigonza. Un castillo de origen musulmán enclavado en una antigua población romana. Pero el castillo, convertido en baños termales durante el pasado siglo XX guarda un secreto entre sus viejas paredes. Dice la leyenda que perteneció a un rey moro, que acudió a la corte de los Ponce de León, señores de Arcos y dueños del castillo. Aquel caudillo, vencido en injusto combate, amenazo a los presentes. Aquel que retirase o tocar su camisa sería maldito para siempre y la muerte le seguiría allí donde fuese. Aun hoy, en una Torre del Homenaje que se mantiene de píe solo Dios sabe como, se guarda una camisola blanca. Creo recordar que en un armario en la segunda planta, con viejos cristales abombados por el paso del tiempo. Tal vez protegido por los problemas de la escalera, que cruje bajo cada paso dado avisando que únicamente las palomas que ahora habitan el palomar que cubre el antiguo patio de armas. O tal vez protegido por el alma del guerrero que desde su paraíso vigila que nadie toque aquella prenda que un día cubrió su armadura.

Comentarios

Mark ha dicho que…
Que bueno Javi, pues este castillo lo tenia yo en venta es curioso y por ahi deben de estar las fotos del interior y el palomar que es muy bonito.
Cathan Dursselev ha dicho que…
Ciertamente el palomar es muy curioso , lastima que sea precisamente eso lo que este destrozandolo. Tengo fotos de la camisa, si me da tiempo la buscare para colgarlas aquí, que la gente vea que es cierto que estaba. Al
menos hace unos anos cuando me colé para hacerle un estudio castellologico.... Sin permiso del dueño que, si mal no recuerdo, era un policía local jajaja

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera