Mangüiti numero 3

Cuando este blog que hoy leen nació, lo hizo con la intención de mostrar las cosas de Cádiz, desde una óptica peculiar, la mía. Poco a poco fue variando y en estos meses se han escrito muchas cosas: desde relatos históricos hasta fantásticos, pasando por humor negro elevado al absurdo. Algo de Historia y mucho de mis historias. Pero ya no importa que no sea lo que se pensó que fuese, porque las historias de Cádiz cuentan con una voz mucho mejor que la mía.

Molina Font ha escrito una obra sin pretensiones y, sin embargo, grande. Grande porque en sus pequeñas historias de lo cotidiano ha plasmado el ser de Cádiz. Puede que no el de hoy en día y es posible que los más jóvenes no comprendamos todo lo que se nos cuenta. Pero, aun así, y como dijo el magistral Antonio Burgos, La historia pequeña de Cádiz, es toda una Biblia gaditana. Para el de aquí y para el de fuera, que podrá conocer personajes y lugares de ayer y de hoy, tan singulares como sólo en Cádiz los puede haber. Macarti, el padre del cadismo actual; Kim Betún y tantos otros tienen su lugar. Lugares. Muchos. Buscados en los recuerdos de Molina Font para hacerse imagen ante los atónitos ojos del lector. Recuerdos de ayer que hacen salir una sonrisa en los labios de hoy.

A mí me ha pasado. Y viendo la pequeña foto que habla de los juegos no puedo más que reprimir un “¡MANGÜITI NUMERO 3!" y saltar en mi imaginación buscando una nueva página que leer, una nueva anécdota que recuperara. Un nuevo lugar que conocer....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera