Leyendas de la Catedral

Cuenta la leyenda que dos demonios trabajaron en la construcción de la Catedral Nueva de Cádiz. Que juraron que la Iglesia nunca se construiría. Y cuenta esa misma leyenda que acabaron convertidos en piedra, tal vez por castigo divino contra aquellos que impedían la construcción de su morada. Dicen que los demonios aceptaron su castigo y que lograron que el propio Dios le diera permiso para residir en su Iglesia. Convertidos en piedra, a cada lado de la puerta principal, velando por la no finalización de la obra. Cuenta la leyenda que cada vez que alguien intentaba retirar sus desfigurados rostros de la Casa de Dios, algo se caía. Y que, cuando los demonios volvían a su lugar la obra continuaba.


Cuenta la leyenda que dos demonios trabajaron en la construcción de la Catedral Nueva de Cádiz, que juraron que la Iglesia nunca se terminaría y, aún hoy, continua inacabada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera