Exaltación cósmica

Dicen que una de las fases del borracho es la exaltación de la amistad, y como en mi caso parece ser que vivo en una continua borrachera cósmica, esta semana me ha dado por exaltar la ídem. La amistad, no la borrachera. Y si ayer les hablaba de una vieja amistad que se entrecruza en mi vida hasta hacerla inseparable la una de la otra. Hoy les voy a hablar de otros amigos. Del resto, del “grupo”. De los grupos en mi caso. Porque he tenido la suerte de tener varios grupos.

Uno nació en la urbanización. Son esos amigos que siempre están aun sin estar. Que pueden pasar meses, años, y todo seguirá igual. Recuerdos de mucho tiempo pasado juntos, que siguen vivos hasta hacernos un grupo superior a cualquier otro. Un grupo con rostros afables, amigables, amistosos. Un grupo sin maldad, siempre feliz. Ese grupo, los Coco, Naty, Bea, Hispi, Juan, Ale, Juanma, Marcos, Carlos, David, Irene, Dani Guerra, Dani el alemán y Dani, Antonio el sevillano, Alvarito, Marta, María, Beita, Nacho, el vasco, Jaime, Javi Gala… está siempre ahí. Dispuesto a juntarse para recordar viejas historias, pero también a mantener vivo el espíritu de lo que fuimos y somos. No importa el tiempo transcurrido, cualquier escusa es buena para recordar qué y quiénes somos. Aún más los primeros en llegar, pues nuestras vidas se hicieron una durante años. Inseparables. Unidos por lazos que jamás se podrán romper. En el fondo, aquel grupo es y será el mío, por siempre. Porque con ellos crecí como persona y con ellos me transformé desde el niño que fuí hasta el friki que soy.

Pero les he dicho que tengo dos grupos. El otro se formó en la Universidad, de la mano de Ubi Sunt? y alrededor de Santi. Poco a poco ese grupo se convirtió en mi grupo principal. Era con ellos con quien salía cada fin de semana. Con quien estaba casi cada día, motivado por un plan de estudios inhumano. Con ellos fui dejando un poco apartado a aquellos otros con los que crecí en la infancia. Los de Ubi Sunt? son un grupo divertido, ameno, risueño. Siempre dispuesto al cachondeo. Un grupo que en la escusa de la Historia encuentra una razón para la diversión. Pero también es un grupo dispuesto a ayudarse los unos a los otros. Siempre dispuesto a buscar la felicidad del compañero y amigo. Siempre dispuesto al más y mejor. Los Santi, Olga, Ángel, Mela, Marta, Kiko, Gema, Lolo, Vane, Mato, Pepe, … y algunos otros que entraron y salieron, -y hasta Cuco en su momento- también se adentraron en mi alma hasta hacer que mi vida no tuviera sentido sin ellos.

Y es que la vida sin amistad carece de sentido. Esa soledad, la de aquel que ha perdido todo lo importante, es la más dura de todas. Un amigo lo tendrás siempre a tu lado, sin importar las circunstancias. Es lo único que de verdad perdura en la vida. Aunque solo si la amistad es verdadera. Hay otras, de esas no hablaré hoy. Hoy en mi borrachera cósmica exalto la amistad y dejo de lado todo lo malo que viene con ella. De eso, tal vez, les hable más adelante, cuando me venga el bajón de este alcohol ficticio que turba mi mente y mi alma y que hace que, no siempre, lo dicho sea lo real.

Aunque hoy, por una vez, y tal vez por esa borrachera cósmica no hay mentira en mis palabras. Ya sé sabe: los niños y los borrachos siempren dicen la verdad. ¿Y qué es un friki sino un borracho con alma de niño?

Comentarios

Rosario Troncoso ha dicho que…
Muy emotivo. A tí no podrán fiscalizarte el blog.
Si pones a Pepe, me pones a mí, aunque no me incluyas en esa lista (se sabe que lo de las listas es absurdo y ridículo), ya que Pepe y yo somos ya, más que nunca, uno solo.
Y bueno, me alegro de que nombres a algunos que creí que no no te simpatizaban.
Se vé que estás, que están, superando las paranoias.
Me alegro un montón.
Salud.
Rosario Troncoso ha dicho que…
Ah, pero de todas maneras, yo sigo prefiriendo estar sola (que jamás lo estoy) que mal acompañada.
Así que prefiero no exaltarme tanto, jejeje.
Por cierto, a ver cuando te vienes a merendar a nuestra casa, que nos hemos pillao una unifamiliar pa hacer fiestorros!!!!
Un besito, y más salud.
Anónimo ha dicho que…
Existen los puntos suspensivos. Falta mucha gente, en uno y otro grupo a los que considero amigos y lo serán.

Y, personalmente, este blog se basa en la libertad. Nadie me fiscalizará lo que diga.
Rosario Troncoso ha dicho que…
Lo de fiscalizar era una ironía.
Yo pienso igual que tú, que esto es para ser libre y expresarse libremente.
Pero a mí sí me ha pasado, que intenten fiscalizar lo que digo o lo que no...
Pero eso nos pasa a la gente "importante", y tú lo eres, así que tiene importancia lo que dices y lo que no, más de lo que crees, jejeje, aunque muchas veces la sinceridad en quienes nos rodean brille por su ausencia.
Pero tú sigue escribiendo como lo haces.
Mi apoyo y mi amistad para ti, ya lo sabes. Eres buena persona, y por eso a veces te pueden afectar las cosas. Y si no es así, es que ya estás aprendiendo, como yo, a protegerte con una dura capa de indiferencia, tolerancia, comprensión, compasión y deportividad.
Lo importante es no exiliarse de uno mismo y de la propia ética que nos mueve.
Muchos besos.
Anónimo ha dicho que…
No soy importante, no soy más que un loco que cree que la amistad es lo más importante del mundo.

Sin importar circunstancias ni errores. Yo soy el primero en cometer muchos -demasiados- que provocan que haya dejado en el camino a mucha gente que me importa.
Rosario Troncoso ha dicho que…
Pozi que es verdad, ¿importante tú? Para nada. Jajajaja.
Yo sí que lo soy, y muy diva y muy egocéntrica también, jajajaja.
Besitos.
Anónimo ha dicho que…
eee mamona que a mi no me has colocao. Q mal amigo andas echo
Cathan Dursselev ha dicho que…
He dicho que no soy importante. Simplemente soy un loco divino. Que digo loco divino. Simplemente soy Dios.
Cathan Dursselev ha dicho que…
¿y tu quien eres?....

En fin, si me he saltado a gente, no a propósito, de ambos grupos. Pero joder, dejar de fastidiarme la semana amistosa que llevo muuuchos meses preparándola para que todo cuadre. Joe.
Anónimo ha dicho que…
jajaja... adivina adivinanza fornelius
damaduende ha dicho que…
Opino lo mismo que anonimo...pero sólo he de advertirte algo, buen caballero cruzado, que las amistades perecederas y oportunistas nunca han beneficiado a aquellas que se quieren quedar contigo en el tren de la amistad y son precipitadas del vagón por el inmenso trasero a una cara unido por un par de esféricos imponentes de materia gris débil y en desequilibrio barométrico constante.
Cathan Dursselev ha dicho que…
Bienvenida Dama Duende (nunca había conocido a una dama duende, a duendecillas maleficas o bromistas sí, pero damas, no)

Los dos primeros anonimos son míos, así que tan anónimos no son. Creo que no lo había dicho.

Y, respecto a tus palabras. Son muy sabias. Ya que no pocas veces hay quien dice ser amigo y no es más que una molesta carga.

Amigos hay pocos, casi ninguno. Los mios se cuentan con los dedos de una mano y luego hay otros, a los que también llamo amigos pero que, como ocurre con los primos segundos, no son iguales.
Anónimo ha dicho que…
¿y quien es cada cual?. Por saber si soy amigo o primo..
alejandra ha dicho que…
Creo que esta entrada es una chorrada, porque la amistad no se expresa en un blog sino en las accines y vamos a ser sincero últimamente hay amistades absurdas y las acciones dejan mucho que desear... así qe vamos a dejarnos de polladas de que la amistad es lo que más importa porque menos exaltar y mas demostrar. Ahí lo dejo todo. Y yo sipongo mi nombre
Cathan Dursselev ha dicho que…
Efectivamente, la amistad se basa en las acciones. Se demuestra estando al lado de los amigos cuando lo necesitan. Sabiendo escuchar cuando lo pasan mal, acompañando cuando el momento es bueno.

Yo intento actuar así con mis amigos -con los de verdad- Pero esto es un blog, aquí se escribe de muchas cosas. A veces divertidas, a veces sensibloidas, como esta vez.

¿es una chorrada de entrada? Seguro. Todo este blog no son más que chorradas. Desde la primera entrada hasta la última.

Gracias a Dios tengo una vida en la que demuestro mi amistad con algo más que palabras, que son fáciles de manipular y malinterpretar. Yo soy más de actos. Y mis amigos no necesitan leer palabras más o menos bonitas para saber quienes son.

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera