No a la pena de muerte

El otro día les contaba que había que felicitarse porque Irán había suprimido la pena de muerte para los menores de edad. Desgraciadamente el integrismo religioso ha llevado a que esa abolición se haya quedado en nada. La ley del talión ha condenado a la horca a 150 menores. Una nueva muestra del avance social y democrático de los estados islámicos más radicales.

Ahora nos toca a todos elevar la voz y protestar y, porque no, boicotear a los países que siguen asesinando a sus hijos. Países como Irán, como China, República Democrática del Congo, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudí o Yemen.

Comentarios

Gaby ha dicho que…
...y Estados Unidos.
Dougal ha dicho que…
Contra los USA ya hace muchos años que se viene protestando, lo cual está bién. Yo pienso que ya es hora de incluir en esas protestas a nuestros amigos de la "Alianza de Civilizaciones"
Anónimo ha dicho que…
Estados Unidos abolió la pena de muerte a menores de edad en 2005 -que me corrigan si me equivocó con la fecha-. Eso no quita para que jamás me oígas defender el sistema judicial norteamericano.

Cathan... que soy yo
Gaby ha dicho que…
ya sé lo de los menores Cathan, me refería a la vigencia de la pena de muerte.Interpreté que también los adultos son hijos de un país.
Es cierto que son más los paises que la mantienes, no solo EEUU, pero los demás no van por ahí intentando adoctrinar los sistemas judiciales de otros paises.
Nadie debe tener poder sobre la voluntad de vivir de otro.
Anónimo ha dicho que…
Toda la razón en eso. El problema es que algunos solo quieren ver los males de EEUU y alabar las grandezas de regimenes totalitarios y/o teocraticos por "Convicción ideologica". Y así le va al mundo
Fran ha dicho que…
Es indignante que en el siglo XXI
siga existiendo las penas de muerte, pero que se le va hacer tendremos que seguir luchando.
Cathan Dursselev ha dicho que…
Pues si, nos queda seguir luchando por acabar con una pena de muerte que, por si sola, ya debería ser constitutiva de delito.

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera