Catandur

Últimamente mucha gente me pregunta que es CATANDUR, aparte del nombre de este blog, claro. Así que, después de meditarlo, he decidido explicarlo de una vez y para todos. Catandur no es más que Cathan Dursselev, nombre que uso yo -Javi Fornell- en internet en no pocas ocasiones, es decir, siempre que no quiero que sea mi verdadero nombre el que aparezca. Porque en internet nada es lo que parece y no siempre es bueno dejar el rastro de uno por ahí.


Pero intuyo que decirles esto les deja indiferente, así que supongo que, después de explicar la obviedad de que es el nombre de mi blog, algunos seguirán preguntándose quien es Cathan Dursselev. Así que les explicó, porque todo tiene su razón. Cathan, seguro que alguno ya lo sabe, es el nombre del personaje principal de la trilogía Aquasilva, primer libro de literatura fantástica no tolkiana que alguien tuvo a bien regalarme. Curiosamente la misma persona que puso en mis manos el primer libro de Harry Potter, aun no traducido al castellano y lejos de ser el gran monstruo mediático actual. Así que sí, mi nombre de guerra viene del vizconde de Lepidor.

Y Dursselev no es más que una seña de identidad. Algo que hace que cualquiera de mis personajes en Internet pueda ser relacionado con Hathaltoy –mi otro yo- que no es más que Ataulfo, mi personaje en Aquelarre –el gran juego de rol de Ricard Ibañez-, frikalizado, por supuesto, pero Ataulfo, un pobre villano y uno de mis más queridos personajes que acabó por convertirse en mi nombre de guerra en el mundo del rol, dentro y fuera de el mundo virtual.


Pero Dursselev es algo más. Todos ellos tienen algo en común, puede ser un tipo frío, calculador e inteligente. O muy violento en ocasiones, pero que puede a llegar a ser un ser tierno y romántico, hasta dulce. Puede ser un ratón de biblioteca, que domina el lenguaje y la palabra, que prefiere la elocuencia a la violencia. Que se muestra sumiso si es necesario, pero cuya libertad le hace estar más allá de cualquier dominación. Y siempre atormentado. Con un pasado duro y cruel, que le hace ser lo que es. Es un personaje que cambia de piel. Hathaltoy es serio, disciplinado, poderoso y respetado. Cathan es frío, violento y tierno a la vez, y con algún rasgo de pesimismo en su vida. Y Jazzal es el ser perturbador. No es frío, ni calculador, ni respetable. Jazzal es un borracho, un ser despreciable de los que no deberían existir, pero que existe y que yo represento en un mundo donde todo el mundo cree que sus personajes son y deben ser fuerza del bien, o del mal. Jazzal no es lo uno ni lo otro: solo un hijo de puta común.

Pero ni Cathan, ni Jazzal ni Hathaltoy viven mi vida ni yo vivo por la suya, sin embargo son parte de mí aunque no se parezcan a mí. Por eso hoy he explicado que es CATANDUR, pero también les recuerdo que, aunque yo sea Cathan Dursselev en este lugar, mi verdadero yo es Javi Fornell. Y ni soy un loco que se cree dios ni un farsante redomado. Todo lo que leen aquí forma parte de mi vida. Ha ocurrido realmente, aunque algunos personajes como el Hetero se escondan de tal forma que jamás sabrán quien es. Pero esa es la riqueza de blog como este: permiten mostrar la realidad desde la perturbada mente de quien lo escribe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera