Adornos callejeros

El otro día me dio por mirar hacia arriba, al llegar a la calle Nueva, justo después de ver el arbolito que han plantado en San Juan de Dios. Y me quedé sorprendido, lo reconozco. ¿Cómo es posible en estos tiempos de crisis que el Ayuntamiento se gaste tanto dinero en adornar la ciudad? Y más por esto. Una fiesta minoritaria, que solo afecta a unos pocos que se creen mejores, tal vez tocados por una varita mágica que les ha permitido acceder a un conocimiento superior –al menos a mí, tocado por esa varita, me pasa-. Y, además, no entiendo como el Ayuntamiento puede apoyar esta fiesta donde el consumo de alcohol se extiende en estos días. No, no puedo entenderlo.

Pero lo que menos entiendo, aún, es porque extraña razón, se ha adelantado tanto la fiesta. No comprendo que comience ya. Siempre se ha celebrado el final de un curso, el inicio de una vida nueva. Pero menos comprendo aún que el Ayuntamiento haya colocado esos adornos. Vale, las flores que han colocado junto al Corte Inglés las entiendo, las hojillas de la calle Nueva y del árbol de metal que han plantado en San Juan de Dios, también son comprensibles. Pero ¿a qué viene colocar muñecos de nieve para celebrar la universitaria fiesta de la Primavera? Porqué se celebra la fiesta de la Primavera ¿no? Al menos, en muchas partes de Cádiz, lo parece...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera