Premios


Hoy me dan un premio. Dos para ser exactos. Y como no todos los días uno recibe un premio, y menos dos, hoy hago post egocéntrico. Supongo que mañana saldrá nuestra foto en el Diario, porque nos lo dan a las 9.30 de la mañana. Hora intempestiva que los buenos historiadores solemos usar para desayunar. Pero un día es un día, y hoy es un buen día.

Como les decía me han dado dos premios. El primero por un artículo sobre la muerte en Cádiz, mejor dicho, como se preparaba la gente para morir y si era una preparación materialista o espiritual. Un trabajo de archivo que ha sido premiado.

El segundo, la biografía de un personaje singular: Rafael Fonte, un catalán asentado en al ciudad que compró San Fernando (entonces aun La Puente) a los Ponce de León.

En fin, que de los ocho premios dados yo me he llevado dos. Las malas lenguas dicen que me acuesto con un miembro del jurado. Falso, ese miembro del jurado es la novia (cuasi esposa por el tiempo transcurrido) de uno de mis mejores amigos. No le haría esa faena. Pero es que las envidias son malas y algunos, que se han quedado sin nada, no pueden aceptar que YO SOY EL MEJOR HISTORIADOR JOVEN DE CÁDIZ

Y, por supuesto, el más humilde. Como han podido comprobar

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera