En el nombre del padre

En el nombre del padre, del hijo

¡Y de la madre que te parió!

Estamos aquí reunidos

¡Para matarlos, nos os dejéis engañar. Vamos a matarlos. Sin piedad!

Señor ten piedad

¡Vamos a acabar con la vieja, esa morirá la primera!

Por mi culpa....

¡Y después vamos por el jefe!

Por mi culpa...

¡Y finalmente abrimos la caja fuerte!

Por mi gran culpa

Y si podemos, vamos a por la hija del jefe. ¿está buena, no?... me la quiero tirar

El que este libre de pecado que tire la primera piedra

Le pegó un tiro en la nuca a la vieja, jajajaja

Amen

Y ahora por el jefe... mira ahí está la hija... ¡a por ella!

Padre nuestro


En ese momento se abrió la puerta y un rostro sombrío apareció ante nosotros:

-Os queréis callar, ¿no veis que no hay quien oiga misa así?

-Esto es un club de rol

-Y la capilla....

-Pero.... es un club de rol...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera