El infierno

Ayer un amigo de una amiga, durante una comida, comenzó a hablarme de la Iglesia. Yo suelo mantenerme callado en esas ocasiones, más que nada porque creo que la religión no se debe imponer y no debe mostrarse la afinidad a Cristo más que siguiendo sus pasos, esto es: con obras y no golpes de pecho. Pero, al final, más que nada por ver la cara de aquel ser con apetito de hobbit, dije:


-Ahora me toca decir que colaboro en el Obispado.
-Es verdad –dice mi amiga- y hasta habla en la COPE.

Lo cierto es que, como suele pasar cuando alguien menor de 30 años dice ser católico, la conversación varió de destino y se fue hasta los infierno.

-El infierno es mejor. Vas al cielo y ves unas tías espectaculares, pero son ángeles. Así que no te las puedes tirar- dijo el gran hobbit –en el infierno sí.
-Esto.. no es por joder, pero Lucifer es un ángel caído y los demonios son más de lo mismo.... tampoco te los podrás tirar. Y, además, tu también serás un espíritu porque el cuerpo lo dejas aquí para que lo estudien los arqueólogos. No tendrás sexo.
-Pero en el infierno hay gente más interesante: dictadores, torturadores, asesinos...
-No, Franco está en el Cielo, fue un cruzado... –Sí, lo sé, yo no debería decir estas cosas pero es una de las incongruencias que no soporto de esta Iglesia trastocada por la mano del hombre –Además, Dios es como el padre más misericordioso del universo. Seguro que nos perdona para tenernos cerca de él.

Me miró preguntándose qué era el infierno entonces. No le respondí, ¿cómo explicar que el infierno es la ausencia de Dios, por mucho que en la Edad Media lo representasen como una humeante olla de espíritus removida por demonios cornamentados que lanzaban flores de colores? Y que eso –la ausencia de Dios- ya se vive aquí, en nuestra gaditana ciudad, más o menos, desde que Mágico González dejo el Cádiz.....

Comentarios

Ana Rosa ha dicho que…
El Infierno católico es un plagio de Hades griego. Igual que el ángel caído es un plagio de ciertos dioses orientales.
Si en la antigüedad hubiese habido derechos de autor, la mitad de las religiones no habrían existido.
Cathan Dursselev ha dicho que…
Nadie niega ese plagio. La religión católica es sincretica, ha ido cogiendo aquello que le convenía de otras. Como todas. Al fin y al cabo, ¿no es un mismo Dios el que muestra sus diversos caminos?
Ana Rosa ha dicho que…
¿Pero no es un poco tonto discutir sobre como es dicho infierno?
Quiero decir que ha bebido de tantas fuentes que no hay un infierno real. Por ejemplo, tu amigo tendría razón en decir que es un lugar muy divertido si tuviese en mente el infierno de Dante.
Cathan Dursselev ha dicho que…
Pues sí, es un poco tonto. Pero como estamos en una sociedad cristiana y católica (lo que no quiere decir que la gente lo sea), tenemos en mente la idea del infierno cristiano, no el de Dante, ni ningún otro, pues es ese el que corresponde a nuestra cultura.
Ana Rosa ha dicho que…
No entiendo que tiene que ver el vivir en una sociedad cristiana para no imaginarnos el infierno con el de Dante. Dante era católico, y su Divina Comedia no es más que la culminación del pensamiento medieval en el que los malos iban de cabeza al infierno.

Tiene más sentido que la gente crea en un infierno así, que en el de los ángeles caídos, que bebe más de la tradición judía.
Anónimo ha dicho que…
Precisamente a eso me refería. A que la educación recibida en esta sociedad española es judeo-cristiana. Y en la religión judeo-cristiana, o católica al fin y al cabo, el infierno que se predica es el de los angeles caidos, no el de Dante. Es una cuestión cultural no religiosa.

Desgraciadamente no todo el mundo ha leído a Dante, es más, muchos ni saben quién es. Pero la idea del infierno inculcada por la Iglesia Católica ha llegado a todas las capas de la sociedad. Y el cine y la televisión también han ayudado.

Y, por supuesto, siglos de tradiciones e historias sobre Lucifer y sus muchachos
Jose Joaquin ha dicho que…
Vayamos por partes:

1) El infierno cristiano siempre ha sido mostrado no como una tierra de ángeles exiliados, sino como un lugar donde los pecadores van a sufrir. Por lo tanto, en nuestro imaginario colectivo la visión de Dante está viva, aunque no hayamos leído a Dante.

Si a todos los promiscuos los colocan juntos, obviamente tu amigo tiene razones para pensar que el infierno puede ser un lugar muy divertido... ¡lo malo es cuando le metan en la planta de los abogados o en la de los políticos!

2) Aquí estáis haciendoos una paja mental muy grande. Esto es como discutir si en la Tierra Media los elfos tienen seguridad social.

Todas las concepciones que se han dado del infierno la han dado personas vivas, es decir, que incluso en el supuesto de que hubiese un castigo para aquellos que no han seguido las leyes de los dioses, lo más posible es que no se parezca a nada que conozcamos.

Así que no me seais más frikis: cualquier idea sobre el infierno es válida, sobre todo porque cada cual tiene su propia idea de qué es más terrorífico a la hora de morir y enfrentar sus pecados.

Para mí, el infierno es una clase interminable a la que siempre le quedan cinco minutos para acabar.
Cathan Dursselev ha dicho que…
En parte tienes razón, José. Pero no es menos cierto que la sociedad esta aculturizada por la religión y eso hace que las personas tengamos una visión concreta de los hechos. Aun no siendo cristianos, esas ideas han calado en el imaginario colectivo dandole un halo de realidad.

Y personas no creyentes pueden llegar a hablar del infierno como algo cierto. Algo que yo, católico, pongo en duda, por otro lado.

Más aún, por dar un toque respecto a este debate. ¿sabés que el concepto de infierno ha cambiado en el último siglo? De ser un lugar de castigo "fisico" se ha pasado a la lejanía de Dios. Yo me pregunto ¿que castigo es ese para alguien que no cree en Él?. Es como castigar a un adulto a no poder ir a la cabalgata de los Reyes en Navidad, para que no esté con ellos.

Por tanto, el infierno, no existe.
(Has visto que cambio al debate ^^)

Por cierto, el anonimo de antes, era yo.

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera