Demonios

Anoche recibí un correo de mi mismo, y les aseguro que me asuste, porque el mail decía lo que sigue:

Hola Cathan: supongo que te sorprenderá leer este mail. Tú crees que eres un chico normal, católico y apostólico. Pero la realidad es que eres un agente encubierto del anticristo, con unos recuerdos falsos, para que te puedas integrar entre los católicos sin que nadie sospeche.

Cada vez que duermes, activas a tu verdadera personalidad: yo. Por eso algunas veces te despiertas cansado: realmente yo he estado actuando por la noche. Por eso hay gente rara que te saluda, por eso Mela te enseña el pena (le llamo por el móvil pidiéndoselo) y Malthus te sigue hablando (le llamas diciendo que eres anarquista).

Ahora te cuento la realidad porque debes de abandonar tu decadente religión y unirte al anticristo. ¡¡Juntos dominaremos el mundo!!

Al principio pensé que era una broma macabra de unos viejos amigos, de los que hace varios años que no tengo noticias, desde que contacte con alguno de ellos para solucionar un problema con alguien que hoy está difunta (para mí, pues ella vive, lejos, con un mexicano). Pero nuestros caminos, los de la VIII Legión, se habían separado hacía mucho, ya que ellos acabaron entrando en ordenadores demasiado importantes y yo opté por el bando de la luz. Ya les he dicho que soy dios y tenía que optar por el bien. No podía acabar en la cárcel... ¿qué pensarían mis fieles?

Pero no, el mensaje no era de ellos. Así que parece que soy un dios dual: trinitario y bondadoso de día, perverso y anticathan por la noche. Definitivamente, iré al psiquiatra o veré a mi amigo Mela, tal vez me pueda ayudar....

Comentarios

gaby ha dicho que…
kiyo ..por lo que más quieras...deja los tripis.
Cathan Dursselev ha dicho que…
¡Que va, pesha! no puedo dejarlo. Es algo psicologico, se ve que la grasa apretaba mi cerebro que según va desapareciendo voy entendiendo la verdad oculta que se esconde tras el inicio del capitulo de Expediente X. Como diría nuestra querida amiga "este capítulo ya lo he visto"

Te responde esto. Seguro que no. Pero no te preocupes, mi mente va muy rápida últimamente...

pd. Estoy sobrio, solo he ido a cenar con mis sobrinos porque se me echó a llorar por teléfono cuando le dije que no lo vería.

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera