Parecidos razonables

Dicen que todo el mundo tiene un doble, y debe ser verdad. Porque haciendo una ronda por diversos blogs me encontré con una foto que hizo que me diera un vuelco el corazón. Una foto que os dejo. Y los que me conocen entenderán porqué. Para los que no me conozcan, decirles que me parezco al que está más a la derecha -que raro- vestido de blanco y sin chaqueta.



Pero el vuelco no es por el parecido, sino porque ya he encontrado a las siete mujeres que se supone que me corresponden.... y las tienen Steffano Larizza y su manager –mi yo italiano-. Al menos, espero, que se lo pase bien y no sea un mero acompañante. Ya sé sabe, la erótica del poder abre puertas y miembros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera