El goliardo


Hace unos meses, en Ubi Sunt? tuvimos la mala idea de organizar la presentación de nuestra revista 22 con una visita teatralizada por el gaditano barrio de El Pópulo. Nada del otro mundo, sino fuese porque los guiones los hice yo y actuábamos nosotros mismo. Desde el Marqués hasta la hija del cura, pasando por el cura y por un pirata. Seis locos disfrazados por la calle el mismo día que España se jugaba el pase a la final contra Rusia.

No les negaré que agradecí el día. Yo debía acompañar a los visitantes todo el camino y, tal vez, con esa coincidencia viniera menos gente. Error. Casi cien personas nos acompañaron y nosotros salimos contentos. Y eso que yo no sé actuar. No va conmigo. Soy vergonzoso, lo reconozco. Me da vergüenza ser el centro de atención. Hasta bailar en una discoteca me da no sé qué, supongo que serán los flecos de un complejo de gordo que me niego a admitir. Pero, pese a todo, estaba dispuesto a repetir. Me reí, me lo pasé bien. Fue divertido y quedó bonito.... hasta que vi el video. Ya en las fotos del periódico, al verme, me parecí un travelo medieval –de boda, eso sí, con pamela y todo- Se suponía que era algo parecido a un goliardo (un “gordodíalgo”, tal vez) pero, al oírme en ese video, todo quedó aclarado. Sí, era un goliardo. Pero no ocioso, sino gay. Mi voz se fue aflautando y mis gestos amanerando. La vergüenza recorre mi cuerpo solo con pensarlo... ¡que gestos!, ¡que voz!, ¡que velocidad en el hablar!...

Y, pese a todo, lo volvería a hacer. Por varias razones.

Primero, porque me lo pasé bien.

Segundo, porque no suelo hacer el payaso, soy serio en general y en público, no en particular. Y por una vez lo hice y me divertí.

Tercero, porque ya tengo disfraz para estos carnavales.

Así que sí, algún día repetiremos la experiencia y, si no, dentro de muchos años tendré algo que enseñarle a mis nietos para decirles:

-¿veís? Yo fui un historiador serio, quisé saber que era un goliardo y lo viví en mis carnes....

Al menos, así, no tendré que dar más explicaciones. Al fin y al cabo, ¿qué historiador no ha hecho alguna vez una locura?... aunque solo fuese elegir esa profesión.

Comentarios

Jose Joaquin ha dicho que…
Y tanto... ¡Bush es licenciado en Historia!
Cathan Dursselev ha dicho que…
shisssss.. eso no lo digas, ¡hombre!, nuestra buena fama...

¿este bebe, verdad?
Si, va ser historiador
Anónimo ha dicho que…
Santón said...

Pues fijate que tu mejor parte de la obra es cuando empiezas a tranquilizarte y actuar...es decir cuando sale esa voz "gay" y esos movimientos...
Cathan Dursselev ha dicho que…
Nada, cuando lo hagamos nuevamente, directamente vestimos al goliardo de rosa... así parecera que actuo, jajaja

Por cierto, bienvenido al sitio.
Anónimo ha dicho que…
¿Te parece "gay" la voz de Constantino Romero? ¿Y la de Freddy Mercury? ¿acaso la de Miguel Bosé? ¿Y la de Juan Diego? ¿Cómo imaginas la voz de Leonardo Da Vinci? Pues podrías explicarle a todas estas personas gays qué quieres decir cuando dices "voz de gay"...
Cathan Dursselev ha dicho que…
Tenía que haber puesto "parecía un mariquita"... Que como sabrás, en Cádiz no es insulto. Insulto sería decir "Maricona loca". Son cosas distintas.

Pero use la palabra "gay" a proposito, entre otras cosas pq me parece más peyorativo que la otra. ¿que diferencia a un gay de un hetero?.... nada. ¿porqué usar terminos diferenciadores entre ellos?

El problema, amigo anónimo, no es mío. Es de aquellos que buscan diferencias donde no las hay.

Por cierto, Constantino siempre tendrá la voz de Darth Vaider.

Y gracias por leerme.Espero que sigas pasando por aquí

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera