Ir al contenido principal

Nicks & Información

Si algún día están aburridos, echen un vistazo a los nicks del messenger. No sé porque extraña razón todo el ingenio del hombre –y la mujer- actual se dirige a tener un nick original. Ya ha quedado atrás eso de tener colocado tu nombre, o tu nombre de guerra. Ahora hay que tener frases con profundidad, o sin ella, pero frases que hagan imposible al que lo vea saber quien de sus amigos se esconde tras él.

Por mi frikismo, mis amigos suelen ser parecidos. Y fácil de distinguir a aquellos que se consideran normales. Los normales suelen usar su nombre: Ángel, José, Ignacio. Nada del otro mundo, ni ingenio, ni originalidad, solo normalidad. Otros, algo menos tímidos, usan sus motes: Cabeza, Gordo,.... pero tampoco aportan nada. Y, por último, están los nicks frikis. Nombres sacados de cualquier libro de fantasía que puedas imaginar y que suelen venir acompañados de frases que asustarían al mismísimo Joker que, tan magistralmente, ha interpretado el malogrado Heath Ledger. Frases como “No mataras... menos de diez orcos en una tarde”; “Hermanos de sangres. Bebámosla juntos”; “Ni siquiera la muerte podrá libraros de mí”. Nada que un friki de corazón no llegué a entender.

Pero, personalmente, las que más me sorprenden son esas frases sin sentidos que intentan hacer que el resto de mortales e inmortales sepan como estamos: “Ya soy profe”, reza uno de los nicks en mi messenger. Pero ¿profe de qué?. ¿de educación sexual? ¿de religión?. O esos otros que te indican que están o se van de viaje: “camino de Berlín”, “En Argentina”, ... con lo que tus amigos te ponen los dientes largos ante sus viajes, mientras tu sigues sus peripecias por medio mundo a través de sus nicks del messenger, así que, finalmente, acabas odiándolos y colocándolos como no-agregados, algo que, por otro lado, todos sabemos que nadie hace.

Junto a esto, están mis frases preferidas. Esas con profundidad y que, realmente, te hacen pensar. Es más, todo lo anterior no es más que una excusa para hablar de una de esas frases. La tenía una amiga en su nick ayer. Ya saben lo que ocurrió hace un par de días, el desastre del avión de Spanair y la explotación del desastre por los medios de comunicación. La frase de mi amiga decía algo así como “Cómo convertir la información en morbo”. Y es cierto, los periodistas –los mismos que un día antes cubrían la posible boda de la Duquesa de Alba- metían sus alcachofas en el dolor de las personas. Un padre que había perdido a sus dos hijas y un nieto; una mujer mayor que buscaba a sus hijos; un grupo de amigos que habían dejado en el avión a uno de ellos; los padres de un matrimonio que iba de luna de miel a las Afortunadas menos afortunadas del año. Preguntas tan obvias como innecesaria: “¿esta usted dolida?” le preguntaban a una de sus victimas que lloraba desconsoladamente porque no sabía nada de sus nietos. Y es que, desgraciadamente, en España la televisión se ha convertido en un nido de mierda, donde hasta los telediarios se han llenado de sucesos para dejar de lado lo que verdaderamente debieran dar: información. Lo peor de todo es que, después de la tragedia y del morbo buscado por las cadenas televisivas, el consumo de televisión subió 5 puntos. Por lo que, al final, a uno no le queda más que decir que tenemos la televisión que nos merecemos y que, para aquellos que prefieran información veraz, lo mejor que pueden hacer es leer todos esos nicks y frases que surgen en la ventanita azul cada vez que algún amigo se conecta al messenger. Al menos esa información será cercana y no será morbosa. Incluso, como suscribe Dante, puedes aprender a hacer volar el coche de tu jefe a un precio módico: sosa caustica 8 euros, nitrato sodico 1,5 naranjas 3 euros el coche de tu jefe saltado por los aires no tiene precio. Por eso, amigos míos, apaguen la caja infernal que ilumina vuestro salón y hablen con aquellos que se esconden tras el muñeco verde.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Bueno supongo que es cuestión de gustos lo de los nicks. A mí me valen para saber que es de amigos de los que igaul llevo tiempo sin saber, de manera rápida. Por ejemplo tengo un "ya tengo plazaaaa" q me informa de q Alberto x fin lo consiguió o un "volviendo a empezar con ganas" q me dice que mi amiga está más animada, no sé y mi "caminito de Berlín aparte de informar me valía para manifestar mi alegría porque corcho, pa cuando te sale un plan genial está bien poder manifestarlo jaja"
Cathan Dursselev ha dicho que…
Bueno, una amiga mía iba y volvía de Berlín y no la he quitado de mi msn. ^^

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Sin comentarios

En este blog no se come por comentario, de hecho eres libre de expresar lo que quieras y opinar lo que quieras mientras no insultes a nadie que no sea yo. Y, quizá, algunos os preguntéis a que viene esto cuando precisamente no son muchos los comentarios que se leen en estas páginas. Y es que no hace referencia a este rincón, sino a esos otros en los que los comentarios son censurados por llevar la contraria al dueño del garito, mientras se permiten insultos fáciles a cualquiera que pase.
Por aquí pueden pasar, comentar si lo desean o no hacerlo si es lo que prefieren. No importa. Lo único que importa es mantener la libertad de expresión en esta red de redes que nos une a lo largo del planeta. Aquí y en todos los demás lugares es nuestro deber defenderla.