Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

En pocas palabras

Dios estará en todas partes, pero debe comprar por internet porque nunca lo he visto en el super.

Filosofo gaditano
7 años

Examenes

Imagen
En breve comenzaran los exámenes de septiembre en las Universidades. Ese tramite que hay que pasar para evitar pagar el doble de matricula el siguiente año y, porque oigan, a quién no le gusta ir curso a curso. Yo era de esos, de los que solían ir curso a curso. Hasta tercero de carrera. 15 asignaturas en un curso, y cinco para septiembre. Algunas las suspendí porque lo merecía. Otras no tanto. Entre las que merecí suspender estaba Pensamiento Socioeconomico en la Edad Moderna. Asignatura que nos daba el difunto Pereiro, quien nos enseñó que la Edad Moderna eran los siglos XVI, XVII y XVIII y poco más.Aun recuerdo vivamente ese examen. Por varias razones. La primera porque mi amigo Lacueva quiso pasarme el esquema que había preparado y yo, convencido de mi grandeza intelectual, lo rechacé. Y suspendí. Pero no un suspenso cualquiera, un suspenso con petición de visitar el despacho. Cosa que hice. Pensé que me había cogido copiando, pero lo que me encontré fue aún peor. Recuerdo el dial…

SAS

Imagen
No sé a ustedes, pero a mi el SAS, o Servicio Andaluz de Salud, me da miedo. Miedo porque más que Servicio Andaluz de Salud, debería ser de Sorpresa. Pero de sorpresa mala. Uno entra en uno de nuestros hospitales y nunca sabe cuando va a salir. Es más. Uno entra sano y, de la espera para cualquier cosa, acaba malo. Y si es verano, ya ni les cuento. Algún día, algún técnico, tendrá que explicarme porque en julio y agosto se cierran la mitad de las camas en un lugar como Cádiz, donde el turismo se dispara en estos meses. Pero es que, además, el SAS es un caos. Hace dos años sufrí una experiencia traumática. Me partí el dedo gordo de la mano derecha. Sí, ya se que no es nada del otro mundo, pero intente usar un ratón o un teclado con ese dedo escayolado. Imposible. Quince días haciendo de zurdo y un mosqueo enorme que empezó poco después de levantarme del sofá. Porque me partí el dedo levantándome de un sofá. Sí, sí, han leído bien, levantándome, que no levantándolo. Se hundió el cojín c…

Busqueda

Imagen
Ayer estaba en el ordenador, con la televisión de fondo mientras veía los últimos capítulos de la tercera temporada de Prison Break, otra vez. Estaba pensando en el error de los creadores con esta tercera temporada, tenía que haber acabado en la primera y, a lo sumo, la segunda; cuando algo en la televisión encendida me llamó la atención. Era un simple anuncio, de esos de envía la palabra tal y recibirás cual. Lo curioso era que había que mandar la palabra “buscar” y con eso: -Sepa donde está en cada momento su novia- rezaba el eslogan. Y yo atónito mirando a la televisión. Pensé en llamar –entre otras cosas por la morbosidad de saber donde está mi novia y, sobre todo, quién es, aunque temo que ese dato no me lo dé la llamada- pero me contuve y solté una risa floja pensando en la cara de Bibiana Aído, la ministra gaditana de los miembros y miembras, viendo ese anunció. Pero, en el fondo, era una risa triste porque, que en pleno siglo XXI, en una sociedad donde la muerte de mujeres a m…

Grandes profesores

Imagen
Ya queda poco. En breve comenzarán los exámenes de septiembre y los alumnos volverán a las facultades. Y, seguramente, yo con ellos. A la Facultad que no a las aulas. Suelo ir todas las semanas por allí, tal vez porque durante cuatro años el patio de la Facultad de Filosofía y Letras fue lo más parecido al patio de mi casa. El plan de estudios que nos tocó sufrir (el nuevo, decían entonces; el viejo, dicen ahora), nos obligaba a entrar en el recinto a las 9 de la mañana, para abandonarlo a las 9 de las noche. Reconozco que yo era de los que iba a clase, a casi todas. Pero no tanto por ir a conocer el rostro de mis profesores, como por evitar el café que hacía Pepi en el bar. Pese a todo las clases me gustaban. Al fin y al cabo, estudié historia. Pero lo que más me gustaban eran esas frases sueltas, aquí o allí, que decían nuestros maestros. En Arqueología Clásica tuvimos una grandiosa profesora, que hoy ejerce su labor lejos de las aulas. A aquella asignatura solía acudir acompañado …

Hombretones marrones

Imagen
Aquella tarde noche fuimos cerca del río. Frente a la casa de JJ había un bosque inmenso. Un enorme pinar que se abría virgen y selvático ante nosotros. Un lugar en el que solíamos perdernos cazando ranas, montando en bici por caminos de tierra suelta o jugando al rol. O lo que nosotros pensábamos que era rol en vivo, y que el resto de Las Calas veía como “indios y vaqueros”. Aquella noche estuvimos allí una vez más. Nos dividimos en dos equipos. Recuerdo que en mi grupo estaba el Ruso, Cocom y Cathan Fiesta, pero tengo un vacío sobre los demás. Sí sé que, por una vez, Rambo estaba en el equipo contrario. El objetivo de esa noche era ocupar la base enemiga, mientras estos nos daban caza a través del bosque. Además, teníamos una dificultad añadida: por aquella época, Alfonso Guerra (vicepresidente del gobierno) veraneaba cerca de la zona de juego, por lo que no era raro encontrarse a policías, escoltas o guardias civiles recorriendo el cauce seco del río que tantas veces habíamos usado…

Hombrecillos Verdes

Imagen
Hoy en día está prohibido beber en la calle y en la playa. Pero hace unos pocos años, era posible hacer lo uno y lo otro. En las Calas solíamos bajar a beber en la playa y, en no pocas ocasiones, hacer barbacoas con grandes fogatas. Esas noches podía verse de todo. Desde una hermosa luna llena que llenaba el corazón de los entonces enamorado pipiolos, hasta lluvias de estrellas. Recuerdo una de aquellas noches como si fuese ayer, con el corazón aun encogido por la congoja y el miedo pasado. La playa de las Calas, en aquella época, era virgen. Quiero decir, no había construcciones en sus acantilados y, por tanto, no había ruido ni luces por las noches. Aquella noche bajamos casi todos los miembros del grupo. Recuerdo que Osvaldo y Matías, dos amigos del vecino Colorado, llegaron cargados con unos palees de obras con los que encender nuestra fogata. Y la noche se volvió fantasmagórica. El reflejo de las llamas en nuestros rostros, las sombras creadas por las bailantes luces, el calor so…

Nicks & Información

Imagen
Si algún día están aburridos, echen un vistazo a los nicks del messenger. No sé porque extraña razón todo el ingenio del hombre –y la mujer- actual se dirige a tener un nick original. Ya ha quedado atrás eso de tener colocado tu nombre, o tu nombre de guerra. Ahora hay que tener frases con profundidad, o sin ella, pero frases que hagan imposible al que lo vea saber quien de sus amigos se esconde tras él. Por mi frikismo, mis amigos suelen ser parecidos. Y fácil de distinguir a aquellos que se consideran normales. Los normales suelen usar su nombre: Ángel, José, Ignacio. Nada del otro mundo, ni ingenio, ni originalidad, solo normalidad. Otros, algo menos tímidos, usan sus motes: Cabeza, Gordo,.... pero tampoco aportan nada. Y, por último, están los nicks frikis. Nombres sacados de cualquier libro de fantasía que puedas imaginar y que suelen venir acompañados de frases que asustarían al mismísimo Joker que, tan magistralmente, ha interpretado el malogrado Heath Ledger. Frases como “No m…

Robert I y el reino de Niebla

Imagen
Todos conocemos ese instante "amenizador" en el que William Wallace el “Webon”, (al que llamaremos a partir de ahora www en honor a la pagina web de amena: www.amenizateyyaveremos.com.), realizó su grito de: ¡LIBRE, soy libre para hacer llamadas a Pernambuco el resto de mi vida!, vida bastante escasa por cierto. Lo que pocos saben es que tras el gritito de www, el cabrito del rey de Escocia que lo traicionó, y del que no recuerdo el nombre por lo que lo llamare Cabrón I (porque eso si, fue el primero de Escocia y fue un pedazo de cabrón), decidió que debía purgar sus penas acudiendo a una cruzada. Hoy todos preferiríamos una semana en Cancún u otro sitio parecido, pero aparecer por Jerusalén ni de coña que te tiran piedrecillas los moritos, o personas de religión islámica en guerra por la liberación de su pueblo oprimido por la crueldad del pueblo judío, que queda más políticamente correcto. Bueno, pues como Cabrón I no pudo acudir a la cruzada sus colegas (que no tienen nad…

[Relato Historico] Diablos del Mar

Imagen
Mediterráneo
3 de junio de 1470





El sol comenzaba a ponerse al oeste, creando una imagen casi fantasmal, con el cielo enrojecido por el reflejo de los últimos rayos del astro rey. Perot se encontraba apoyado en la borda, observando aquel paisaje que siempre le había resultado tan misterioso y, a la vez, tan familiar. No recordaba cuantas veces había recorrido el mismo trayecto entre Florencia y Barcelona, en aquella vieja nave ballenera que había recibido de la familia hacía casi 15 años. En todo ese tiempo la navegación había sido tranquila, casi rutinaria pese a las incursiones de los piratas berberiscos. Pero en los últimos tiempos algo había cambiado en el tranquilo Mediterráneo. Los marineros contaban historias de barcos salidos de la nada. De piratas temibles, comandados por el propio demonio, que asaltaban cualquier navío sin importar su procedencia o lo armado que pudiera estar. Perot no creía en historias de fantasmas. El mar le había enseñado que detrás de cada leyenda había un…

A los Marabunteros

Imagen
Marabunta era mi grupo de amigos, ya lo he dicho alguna vez. Este verano el grupo mostró su momento más amargo. La desaparición de lo que fuimos. Las viejas hormigas que, pese a estar en la urbanización, no saludaron a los amigos. Pese a todo, Irene -que aquí es Irina- en su infinta bondad propusó una nueva reunión de amigos. En Madrid, para que los del norte no tuviernan excusas para no asistir. Pero Dani (que aquí es Gabi Paz) dijo que una mierda, que mejor al sur. Que somos de aquí. No me pude resistir a contestar y, como cada vez que ocurre cuando se habla de mis amigos de la infancia, me puse serio. Por eso, hoy apareceran nombres reales, situaciónes reales. Y una seriedad que no suele ser normal en mí. Esto es una constetación a un mail, pero sé que algunos de los que no leen esos mails si leen estos blogs. Por eso, para ellos, os dejo mi respuesta. Mañana, espero volver mañana y no dejar abandonado esto otro mes, volveré a ser yo. O Cathan que no es más que otra parte de mi yo …